Multan. Syed Rizwan Farook, nacido en Chicago, graduado de la universidad, era un hombre tranquilo y devoto que salió en busca de una esposa. Finalmente la encontró, una mujer llamada Tashfeen Malik, que vivía en una tierra lejana y nunca había estado en América.

Lo que sucedió después y las razones de por qué una pareja suburbana con un recién nacido tomó la decisión de convertirse en un par de asesinos en masa es objeto de una investigación frenética de terrorismo global que incluye a Pakistán, Arabia Saudita y San Bernardino, California.

El FBI está analizando la dinámica entre Farook y Malik, que un par de años atrás ni siquiera se conocían, pero terminaron muertos en una calle de San Bernardino, acribillados a balazos después de haber matado a 14 personas y herido a otras 21 en una fiesta.

Un alto funcionario estadounidense policial dijo que había una posibilidad de que Malik ya se había radicalizado antes de venir a EU el año pasado como la nueva esposa de Farook.

El perfil de Farook es relativamente robusto. Tenía 28 años, nacido de padres inmigrantes de Pakistán. Asistió a la escuela secundaria en San Bernardino y se graduó de la universidad estatal. Tenía un buen trabajo como inspector de salud del condado.

Sin embargo, mucho sobre la mujer de 29 años llamada Malik sigue siendo un misterio. Ella siempre vestía un niqab, un velo que sólo dejaba sus ojos expuestos, no conducía y era conocida por permanecer en el coche cuando su esposo oraba en la mezquita.

Pero nuevos detalles sobre Malik surgieron el sábado en Pakistán. Ella venía de una familia paquistaní próspera y creció en Arabia Saudita. Regresó a Multan, Pakistán, en el 2007, persiguiendo una carrera en farmacología.

Una de sus amigas más cercanas, Abida Rani, dijo que Malik cambió alrededor de 2009, de pronto comenzó a prestar más atención a los estudios islámicos que a la farmacología. Malik viajaba casi todos los días a una madraza (escuela religiosa islámica) donde ella pasaba sus tardes.

Farook y Malik se casaron legalmente en EU en 2014 en California. Farook, Malik, el bebé y la madre de Farook vivían juntos en una casa de dos pisos.

Un funcionario estadounidense confirmó el sábado que Farook había intentado llegar a los grupos terroristas de al-Shabab, en Somalia, y Jabhat al-Nusra, filial de al-Qaeda en Siria. No estaba claro cuándo o cómo Farook hizo esos intentos.

Todavía hay muchas incertidumbres, pero también algunos hechos concretos. La pareja dejó al bebé con su abuela en casa. Atacaron el Centro Regional del Interior antes de las 11 de la mañana, y poco después de los disparos, al parecer desde un teléfono móvil, Malik a través de Facebook prometió lealtad al líder del Estado Islámico.