San José. La Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) condenó a Guatemala por la aplicación de la pena de muerte a un hombre sentenciado por asesinato, informó el tribunal.

Según la resolución de la Corte IDH, Guatemala es internacionalmente responsable por la pena de muerte aplicada a Aníbal Archila en 1999, que constituyó una violación a la Convención Americana de Derechos Humanos, que veda la pena capital, según la sentencia.

Se trata de la segunda condena del tribunal continental con sede en San José, Costa Rica, contra Guatemala por aplicar la pena capital, luego de que el 18 de noviembre dio a conocer otra sentencia por el fusilamiento de dos hombres.

Archila fue sentenciado a muerte en mayo de 1996 junto a Miguel Ángel Rodríguez y Miguel Ángel López por el delito de asesinato.

El tribunal que lo condenó aplicó una disposición del Código Penal de entonces que establecía la pena de muerte en casos de asesinato que tuvieran agravantes, una norma derogada.

La Corte IDH también declaró a Guatemala responsable de “la violación del derecho a la integridad personal” de Rodríguez, López y Archila por las “condiciones carcelarias en las que permanecieron y el sometimiento al fenómeno del corredor de la muerte” y por “la violación del derecho a recurrir el fallo”.

En un comunicado, la corte continental informó que los tres hombres interpusieron diversos recursos de apelación que fueron desestimados, hasta que Archila fue ejecutado en julio de 1999.

La Corte IDH destacó que Guatemala “violó la garantía de imparcialidad y el principio de inocencia” en el proceso contra los acusados.

Al cierre de la edición no había respuesta del presidente Jimmy Morales.