Caracas.- El Congreso de Venezuela designó cuatro nuevas juntas administradoras ad hoc en la estatal petrolera PDVSA y sus filiales en Estados Unidos para salvaguardar las propiedades en medio de la crisis política que enfrenta esta nación.

El líder opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado de Venezuela por Estados Unidos y la mayoría de los países europeos y de la región, quiere asegurar el control de los activos externos de PDVSA para financiar la recuperación de la economía, que tiene cinco años en recesión.

"Hemos dado un paso adelante en la reconstrucción de PDVSA", escribió Guaidó, también presidente del Congreso, en su cuenta de Twitter tras la designación de las directivas de las subsidiarias de la estatal petrolera, que en su mayoría buscan inhabilitar a las directivas designadas por el gobierno de Nicolás Maduro.

La Asamblea Nacional, controlada por la oposición, nombró a Simón Antúnez, Gustavo Velásquez, Carlos Balza, David Smolansky y Ricardo Prada como miembros de la junta administradora de PDVSA, creada para ejercer control sobre las filiales externas.

Antúnez es ingeniero, exempleado de PDVSA y miembro de la Sociedad Venezolana de Ingenieros de Petróleo. Velásquez es hijo del expresidente Ramón Velásquez y uno de los abogados del detenido dirigente de Voluntad Popular Leopoldo López.

Smolansky, radicado en Washington, fue alcalde de un municipio de Caracas y es coordinador del grupo de trabajo de la OEA para la crisis de migrantes venezolanos.

"Para proteger los bienes de PDVSA en Estados Unidos y salvaguardar las propiedades" se nombran las juntas administradoras, agregó el parlamentario Elías Matta durante la sesión ordinaria del Congreso.

Con el fin de ejercer el control, los diputados designaron una junta en PDV Holding integrada por Luisa Palacios, Edgar Rincón, Oswaldo Núñez, Fernando Vera, Elio Tortolero y Andrés Padilla.

En Citgo Holding repiten Palacios, Rincón y Núñez, a los que se suman Ángel Olmeta, Javier Troconis y el estadounidense Rick Esser, un alto ejecutivo de Citgo que ya formaba parte de la junta de la filial.

Los parlamentarios, además aprobaron para Citgo Petroleum a Palacios, Olmeta, Rincón y Esser junto con Luis Urdaneta y Andrés Padilla.

La junta administradora de Citgo gestionaría que la filial de la petrolera en Estados Unidos sea excluida de las sanciones de Washington y buscará "fuentes de suministro de petróleo pesado alternativo a PDVSA hasta que cese la usurpación y se restablezca el suministro de crudo a Estados Unidos por parte de PDVSA", dijo un documento aprobado por el Parlamento.

PDVSA y Citgo no respondieron de inmediato a una solicitud de comentarios.

Maduro, quien inició su segundo mandato en enero después de unas elecciones consideras fraudulentas, ha dicho que no permitirá que Citgo sea "robada" y advirtió que las personas que acepten nombramientos "ilegales" enfrentarán a la justicia.

Los clientes de la petrolera en Estados Unidos están ahora obligados por las sanciones del gobierno de Donald Trump a depositar los ingresos por las ventas de crudo en cuentas bancarias que serían controladas por Guaidó. Esta es una de las razones que han llevado a la oposición a nombrar nuevas juntas.

Sobre el manejo de otros fondos, representantes del líder opositor en Estados Unidos tendrían la "capacidad" de usar las cuentas bancarias que pertenecen a la embajada de Washington, pero no planean hacerlo por ahora, dijo a Reuters un miembro del equipo de Guaidó.