El Kremlin indicó este lunes que Vladimir Putin espera el anuncio del resultado oficial de la presidencial en Estados Unidos para felicitar al vencedor, ya que la victoria del demócrata Joe Biden es cuestionada por Donald Trump.

"Estimamos que es correcto esperar los resultados oficiales de las elecciones que tuvieron lugar. Quiero recordar que el presidente Putin dijo en varias ocasiones que respetará la elección del pueblo estadounidense sea cual sea", afirmó el portavoz de la presidencia rusa, Dmitri Peskov.

Putin había felicitado a Donald Trump por su victoria en 2016 un poco más de un hora después de que las proyecciones de los medios estadounidenses lo dieran ganador. Peskov dijo que en "aquella época no hubo cuestionamiento judicial" del resultado.

A diferencia de la mayoría de los países del mundo, China y Rusia, así como Brasil y México, no felicitaron a Biden.

Donald Trump se negó a reconocer el triunfo de su rival, anunciado el sábado, denuncia sin aportar pruebas que hubo fraude a favor del demócrata y promete recurrir a la justicia por ello.

Por su parte China también se abstuvo de felicitar a Joe Biden por su victoria en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, aduciendo, este lunes, que todavía no se conoce el resultado final de los comicios.

Tomamos nota de que Biden se declaró ganador en las elecciones", dijo ante la prensa un portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores, Wang Wenbin.

"Hasta donde sabemos, el resultado de las elecciones quedará determinado por las leyes y los procedimientos en vigor en Estados Unidos", agregó, dos días después de la victoria del candidato demócrata, rebatida por el presidente saliente Trump.

En noviembre de 2016, cuando Donald Trump fue elegido presidente de Estados Unidos, Xi Jinping le felicitó al día siguiente de los comicios.

Aunque la derrota del candidato republicano podría suponer un alivio para China, inmersa en una guerra comercial iniciada por Washington en 2018, algunos expertos apuntaron que Pekín podría temer que Joe Biden le presione más en materia de derechos humanos.

Preguntado al respecto, el portavoz chino sostuvo que su país seguiría determinado a defender "su soberanía, su seguridad y su desarrollo".

"Esperamos que la próxima administración estadounidense dé muestras de una voluntad de conciliación", declaró.