Washington. El jefe de la Patrulla Fronteriza, Mark Morgan, fue destituido justo en momentos en que el presidente Donald Trump está anunciando planes de construir un muro en la frontera con México y contratar más agentes en la zona.

Mark Morgan, en una videoconferencia con personal de esa dependencia, dijo que se le pidió su partida, y en vez de resistir el pedido optó por renunciar, informó una fuente que estuvo en esa conferencia y que pidió no ser identificada.

La Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza indicó que el último día oficial de Morgan en el cargo será el próximo martes.

Morgan fue designado al cargo en junio y asumió en octubre. Fue agente del FBI y dirigió el Departamento de Asuntos Internos de la entidad a cargo de la Patrulla Fronteriza, antes de ser el titular de la agencia fronteriza, a cargo de 20,000 agentes.

En un comunicado, Kevin McAleenan, comisionado en funciones de la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza, elogió a Morgan por su dedicación incansable hacia nuestra misión de seguridad fronteriza y por su carrera de por vida en servicio de la nación .

Morgan deja el puesto apenas siete meses después de ser el primero contratado de afuera para ser director de esa agencia.

Sindicato adverso

Desde un comienzo se enfrentó con el sindicato de la agencia, que declaró su apoyo a Trump temprano en la campaña y de manera insistente. El Consejo Nacional de la Patrulla Fronteriza abogó por que se le dé el cargo a alguien de ?dentro de la agencia y criticó duramente a Morgan en cada decisión que tomaba.

Un exfuncionario dijo que Morgan no vino a trabajar y no asistió a un encuentro en la sede del Departamento de Seguridad Nacional con Trump y con el recién designado secretario de Seguridad Nacional, John Kelly.

En esa reunión, Trump mencionó específicamente al presidente del sindicato, Brandon Judd, sin nombrar a Morgan. Judd fue parte del equipo de transición de Trump.