El descenso dramático y sin precedentes de las aprehensiones en la frontera sur de Estados Unidos (EU), anunciadas por el secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, como la consecuencia de las políticas desplegadas por el gobierno de Donald Trump, no pueden analizarse como una tendencia, opina el Secretario de Relaciones Exteriores de México, Luis Videgaray Caso.

En conferencia de prensa a propósito de un breve y súbito viaje laboral que el Canciller realizó este jueves a Washington, advirtió que las cifras de un mes no pueden analizarse como una tendencia. Antes de conocerse cuáles son las causas que motivan una cifra, hay que esperar y conocer las tendencias .

Kelly informó que durante los dos primeros dos meses del año se registró una disminución del 40% de las aprehensiones en la frontera, en contraste con el mismo periodo de 2016.

En contraste, expuso que es observable una tendencia de migración negativa de mexicanos a Estados Unidos, patrón presentado en la última década. Y cada año observamos una tendencia decreciente. Hemos visto, por otro lado, el incremento de nacionales de otros países, principalmente de Centroamérica, que intentan cruzar territorio nacional a Estados Unidos , dijo.

México decide quién ?entra al país

El canciller descartó la posibilidad de negociar con el Gobierno estadounidense una política de repatriación migratoria que implique el envío de migrantes no mexicanos desde Estados Unidos a México.

México es un país soberano y México decide, en ejercicio pleno de su soberanía, quién entra a México y quién no entra a México (...) La decisión unilateral o la propuesta desde que se envíen a México personas de otra nacionalidad como parte del trámite migratorio hacia los Estados Unidos es una idea que tendría, primero, graves problemas legales desde el punto de vista mexicano y que, por supuesto negaría de manera grave la soberanía de México , aseveró.

¿El canal es Kushner?

En Washington, el canciller sostuvo reuniones de trabajo con el director del Consejo Nacional Económico de la Casa Blanca, Gary Cohn, con el asesor de Seguridad Nacional, Herbert Raymond McMaster y con Jared Kushner, asesor senior del presidente.

¿El canal de comunicación con el Gobierno de Trump va a ser siempre el yerno del presidente (Jared Kushner) o se suponía que usted tenía que reunirse con Tillerson? ¿Se va a brincar las trancas de la Casa Blanca para llegar al Departamento de Estado? , preguntó uno de los reporteros asistentes a la conferencia.

A ello, el diplomático mexicano respondió: Hablé con el secretario Tillerson, acordamos vernos probablemente en un par de semanas (...) Sí, sería ahora en Washington (...) pero hablé con él en la noche y le comenté que estaríamos aquí. Aprovechamos para comentar, darles continuidad a algunas iniciativas, darle seguimiento telefónicamente a algunas iniciativas que acordamos cuando estuvieron en México .

Tras su visita a Washington, el secretario Videgaray Caso viajó a La Habana, Cuba, para participar en la XXII Reunión Ordinaria del Consejo de Ministros de la Asociación de Estados del Caribe (AEC), que será presidida por el canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla.

En la reunión, los funcionarios hablarán sobre los desafíos del momento internacional para los países del Gran Caribe.

ana.langner@eleconomista.mx