Peshawar. Una bomba mató a un niño de nueve años e hirió a otro a las afueras de la casa de un jefe tribal anti-talibán, situada en una conflictiva zona del noroeste de Pakistán, informó la policía.

La bomba explotó en el pueblo de Shahukel, en el distrito de Hangu, explicó a la AFP el jefe policial de la zona Abdul Rashid, precisando que el artefacto estaba colocado en el exterior de la casa de un jefe tribal que organiza una fuerza lugareña en contra de los talibanes.

"La bomba alcanzó a dos niños que pasaban por ahí. Uno de ellos murió", afirmó el policía, quien añadió que el explosivo parecía haber sido fabricado por talibanes.

El niño que falleció tenía nueve años, mientras que el que resultó herido tenía 13, dijo Rashid.

Hasta el momento, ningún grupo se adjudicó la autoría del ataque.

Más de 4,200 personas han perdido la vida en Pakistán en ataques perpetrados por talibanes u otras redes islamistas desde que las tropas del ejército irrumpieron en una mezquita de extremistas en Islamabad en 2007.

EISS