Tripoli. Un ataque aéreo contra un centro de migrantes en la periferia de la capital libia, Tripoli, dejó al menos 40 muertos y más de 80 heridos, informó una fuente médica del gobierno, sostenido por la ONU en la capital.

Según la fuente, el ataque fue perpetrado al caer la noche por cazabombarderos F-16.

“Es un saldo preliminar. El saldo podría agravarse”, manifestó el vocero Osama Ali.

En el momento del ataque aéreo había unos 120 migrantes retenidos en un hangar en Tajoura, al este de Tripoli.

A través de su cuenta de Twitter, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados aseguró estar “muy preocupado” por los ataques y manifestó que “los civiles nunca deben ser un objetivo”.

Alertas

Las agencias de la ONU y entidades humanitarias han reiterado su oposición a que migrantes rescatados del mar sean devueltos a Libia, a raíz del caos institucional en el país.

En Libia, esos migrantes y refugiados son situados en “detención arbitraria” y regularmente quedan a merced de las numerosas milicias armadas.

La situación se tornó aún más crítica después que el mariscal Jalifa Haftar, cuyas tropas ya controlan partes de Libia, lanzó una ofensiva para controlar la capital, Tripoli.

Al cierre de esta edición, ningún grupo reivindicó el ataque; sin embargo, las fuerzas del mariscal de campo Jalifa Haftar, leales a las autoridades asentadas en el este de Libia, advirtieron el lunes que comenzarían una campaña de bombardeos contra Tripoli.

A causa de las recientes ofensivas contra la capital, las autoridades libias y la ONU comenzaron a desalojar algunos centros de detención para trasladar a los inmigrantes y refugiados a lugares seguros. En días recientes la inminencia de “una serie de ataques aéreos” ha puesto en alerta la zona de Tripoli y Tajoura.