undefined América Latina se mantuvo con mucha agitación en los terrenos políticos y económicos. Por un lado, el 2016 vio el regreso de Argentina a los mercados internacionales, mientras que sus contrapartes de Brasil y Venezuela tuvieron un año de presiones económicas, sobre todo por sus respectivas recesiones.

En Brasil, una crisis política y los escándalos de corrupción fueron un cóctel que golpearon a su economía y su petrolera estatal Petrobras siguió resintiendo la investigación de corrupción conocida como Lava Jato. Venezuela se sumió más en una profunda crisis económica, asediada por la recesión, la inflación más alta del mundo y una severa escasez de alimentos y medicinas.

1. Argentina regresa a los mercados internacionales

Barack Obama, en su visita de Estado por Argentina. Foto: Reuters

En diciembre del 2015, Mauricio Macri llegó a la presidencia de Argentina con la intención de sacar al país de su default financiero. La administración de Macri arrancó el año estableciendo el vínculo con los bonistas y los litigadores de los fondos de cobertura para buscar un acuerdo y permitir el regreso de Argentina a los mercados de capitales internacionales.

Luego de arduas negociaciones y negativas por parte de los llamados fondos buitre, Macri logró lo impensable y alcanzó un acuerdo para pagar el 100% de la deuda que Argentina mantenía desde el 2001. La administración de Macri rompió con más de 10 años de políticas Kirchneristas que habían aislado al país austral.

El 17 de abril, marcó el regreso de Argentina a los mercados internacionales, luego de que el gobierno anunciara una emisión de deuda por 15,000 millones de dólares, su primera en 15 años, con lo que Macri obtuvo un margen de maniobra para relanzar la economía del país.

Luego de que Argentina regresara a los mercados internacionales, el gobierno convocó a los inversionistas extranjeros y la iniciativa privada con la finalidad de atraer más inversiones a un país muy necesitado de ellas. Aunque la economía argentina no se recuperó como se había anunciado, el país sigue enfrentando una alta inflación, desempleo y un alza de tarifas energéticas que generaron protestas y mucho descontento entre la población.

El regreso de Argentina al mercado internacional estuvo acompañado con el regreso del Fondo Monetario Internacional, quien tras una década de ausencia volvió a auditar las estadísticas argentinas. Para Macri, esto representó también una victoria política en medio de una ola de conflictos que seguirán siendo retos que resolver para Argentina.

2. Marcelo Odebrecht es condenado a 19 años de prisión

Foto: Reuters

El 8 de marzo del 2016, el excontrolador de la constructroa brasileña Odebrecht, Marcelo Odebrecht, fue condenado a 19 años de prisión por corrupción, lavado de dinero y asociación criminal en el multimillonario fraude a la estatal Petrobras.

El empresario firmó un acuerdo de delación con la justicia luego de reconocer haber formado parte de un cartel a través del cual, en arreglos previos, habrían frustrado sistemáticamente las licitaciones de la petrolera estatal para la contratación de grandes obras a partir del año 2006.

La trama revelada por la "Operación Lava Jato" (lavado exprés) echó luz sobre un esquema en el que grandes constructoras sobornaban a directivos de Petrobras apadrinados por partidos políticos para poder manipular las subastas y cobrar sobreprecios por las obras.

Según la investigación, los excedentes eran luego distribuidos entre los involucrados y distintas fuerzas políticas, predominantemente el gobernante Partido de los Trabajadores (PT, izquierda) y sus aliados.

Como parte de su declaración, Odebrecht aseguró que la clase política estaba al tanto del financiamiento ilegal de las campañas y del pago de sobornos a través de donaciones electorales desde mediados de los años 90, pero que el sistema se amplió en la década pasada con el volumen de las inversiones en los campos petroleros de presal y los desvíos de la petrolera estatal, cuando sus contratos comenzaron a girar en torno a los miles de millones.

Al 1 de diciembre, unos 77 ejecutivos de la constructora brasileña firmaron acuerdos de delación premiada con la fiscalía brasileña por el caso y el grupo aceptó pagar una multa de 6,800 millones de reales (casi 2,000 millones de dólares.

3. Maduro declara a Venezuela en estado de emergencia

Foto: Reuters

Venezuela inició el año en medio de una terrible sequía, que provocó recortes en los suministros eléctricos. Las oficinas de gobierno recortaron sus horarios y jornadas de trabajo, mientras que los ciudadanos se vieron forzados a ajustar sus rutinas con mayores penurias. El presidente Nicolás Maduro declaró el 15 de enero el estado de emergencia , un mecanismo que le otorgaba al mandatario las facultades para disponer recursos especiales, establecer límites máximos de ingreso y egreso de moneda venezolana en efectivo y acceder a medios de transporte y almacenes privados, entre otras acciones.

Los decretos de emergencia del presidente Nicolás Maduro, fueron intentos por ganar más poder, para vigilar más a la iniciativa privada y combatir la guerra económica, que, según Maduro, impiden el crecimiento del país.

La complicada crisis de Venezuela no inició en el 2016, pero sí alcanzó niveles inhóspitos. El país petrolero se encuentra ahogada en una terrible escasez de abastecimiento en alimentos y medicinas, una inflación de tres dígitos y un presidente que parece que le dedicó más a su programa de radio de salsa más que a resolver una crisis política que ha amenazado con sacarlo del poder anticipadamente.

Desde enero, el parlamento venezolano ha estado bajo el control de la oposición y ha buscado impulsar un referendo revocatorio contra el impopular presidente. Maduro ha utilizado todas sus herramientas en su poder para contrarrestar la ofensiva que busca sacarlo del poder en el 2017.

Venezuela cerró el 2015 con una inflación de 180.9%, el FMI proyecta que cerrará el 2016 en 475 por ciento. El Banco Central de Venezuela no ha divulgado datos del aumento del costo de vida este año y su moneda, el bolívar, se devaluó 75% en los últimos tres meses. Además, Maduro poco a poco ha quedado más aislado e incluso recibió una suspensión por parte del bloque comercial del Mercosur, algo que elevó aún más la crisis política en un país al borde del colapso.

4. Aerolíneas desconectan a Venezuela

undefined

En el 2016, cuatro aerolíneas suspendieron sus operaciones de Venezuela por la complicada situación del país.

El 9 de febrero, la aerolínea de bajo costo brasileña Gol fue la primera en cancelar sus vuelos a Caracas por no poder repatriar sus ganancias. La brasileña ya había reducido sus rutas hacia la capital venezolana y mantenía esperanzas de poder llegar a un acuerdo y poder recuperar unos 433.5 millones de dólares retenidos.

En mayo, Lufthansa también confirmó su salida de Venezuela, luego de registrar caídas en sus viajes internacionales hacia Caracas en el 2015 y el primer trimestre del 2016.

En junio, la mexicana Aeroméxico también decidió tomar la misma decisión porque el ambiente de negocios en Venezuela resultó muy demandante, con una incertidumbre económica derivada de la devaluación de la moneda local .

En mayo, la aerolínea ya había suspendido algunas de sus rutas desde Santiago (Chile), Sao Paulo (Brasil y Lima (Perú) hasta Caracas. Un mes después, llegó la noticia definitiva.

El 26 de julio LATAM Airlines, el mayor grupo de aerotransporte de América Latina, también anunció la suspensión definitiva de sus operaciones a Venezuela, argumentando las mismas razones que las otras compañías. La complicada repatriación de sus ganancias.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) reportó en septiembre que Venezuela mantenía retenidos unos 3,800 millones de dólares de sus aerolíneas.

5. S&P pone la nota de PDVSA en default selectivo

Foto: Reuters

La agencia calificadora crediticia Standard & Poor’s puso la nota de crédito de la petrolera estatal venezolana en default selectivo , luego de que la compañía ofreciera un canje de bonos que fue realizado en un entorno sumamente complicado.

La petrolera estatal venezolana está al borde de la insolvencia financiera e incluso tuvo que postergar el pago de unos 2,798 millones de dólares de sus bonos al 2020. La petrolera estatal fue una de las firmas más golpeadas por la caída de los precios internacionales del petróleo.

Durante el 2016, sus refinerías reportaron fallas y paros en la producción por la falta de insumos para reparar la maquinaría, la falta de recursos les ha impedido invertir en la mejora de su infraestructura. Su producción de petróleo descendió cayó de los 3.4 millones de barriles diarios del 2000 a 2 millones de barriles diarios.

Sus trabajadores han reportado que tienen que recurrir a la venta de uniformes para poder obtener un ingreso extra y así poder tratar de cubrir el alto costo de vida de Venezuela, consecuencia de la inflación y la escasez alimenticia.

Analistas han asegurado que la compañía se encuentra en su peor crisis desde el año 2000 y la situación paree no mejorar, ya que siguen saliendo revelaciones sobre indicios de corrupción. Una investigación realizada por la Asamblea Nacional, controlada por la oposición venezolana, denunció una malversación por unos 11,000 millones de dólares, algo que ha ayudado a aumentar la presión política sobre el presidente Nicolás Maduro.

Aunque PDVSA ha recibido apoyo de China, las petroleras Shell, Rosneft, ONGC, su situación se mantiene en un entorno complejo y que impone una mayor presión sobre la economía venezolana.

6. Clarín adquiere el 100% de Nextel en Argentina

Foto: AP

El conglomerado de medios argentino anunció el 28 de enero la compra del 100% de Nextel Communications Argentina, de la multinacional NII Holdings.

El grupo argentino hizo su primera movida por la multinacional en septiembre del 2015 cuando adquirió el 49% de la compañía, en enero hizo la puja por el 51% restante con lo que se convirtió en el controlador del cuarto grupo operado móvil en Argentina, y pasó a tener 13% del mercado local de telecomunicaciones.

Las compañías no divulgaron montos por la transacción, pero sí habían acordado pagar 149 millones de dólares por el 49% de Nextel, cuando adquirió el primer bloque accionario de la compañía de telecomunicaciones en septiembre del 2015.

erp