Teherán.- El presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, ordenó construir otros cuatro reactores nucleares de investigación para producir radioisótopos para los enfermos de cáncer, informó este miércoles la televisión estatal.

"Construyan estos reactores en cuatro lugares diferentes para garantizar las necesidades de investigación, así como los radioisótopos que el país necesita" para sus enfermos de cáncer, declaró Ahmadinejad.

INTERRUMPIRIAN VENTA DE CRUDO A UE

Irán anunció el miércoles que revisaría a la baja sus ventas de petróleo a los países europeos, sin interrumpirlas "por el momento", replicando así al embargo gradual sobre el petróleo iraní decidido por la Unión europea, que relativizó el impacto de la decisión.

El director para Europa occidental del ministerio de Relaciones Exteriores, "Hassan Tajik, advirtió que Irán podía interrumpir sus ventas de petróleo a Europa", según la cadena iraní en árabe Al Alam.

No obstante, aseguró que Teherán " no lo haría por el momento por razones humanitarias y debido al frío".

Las autoridades iraníes convocaron separadamente a los embajadores de seis países europeos: Francia, Italia, España, Grecia, Portugal y Holanda.

"Se les comunicó que Irán revisaría sus ventas de petróleo a esos países", informó el portal de la televisión estatal iraní.

Después de este anuncio, los precios del barril subieron brevemente, aumentando las inquietudes sobre el abastecimiento energético europeo, a pesar de las garantías de Arabia Saudí, primer exportador, sobre su capacidad de compensar la ausencia de crudo iraní.

En las últimas semanas, Irán ya había amenazado con interrumpir inmediatamente sus exportaciones de petróleo a Europa, después de que en enero la UE decidió un embargo para el crudo iraní.

Portugal, por la voz de su ministro de Relaciones Exteriores Paulo Portas, indicó que ya había "reducido su dependencia respecto a Irán en materia de petróleo de más o menos 6% a 0%.

Segundo país de la OPEP, Irán vende poco más de 20% de petróleo a los países de la Unión Europea (es decir unos 600.000 barriles diarios), esencialmente a Italia, España y Grecia.

APR