El líder talibán que desató la indignación internacional por ordenar el ataque a una colegiala de Pakistán el mes pasado ha escapado a las represalias al esconderse en una sección del este de Afganistán, donde las fuerzas estadounidenses se han reducido y centrado en otros objetivos, de acuerdo con funcionarios de EU.

Militares y funcionarios de inteligencia estadounidenses manifestaron que Mullah Fazlullah, el autor intelectual del ataque a Malala Yousafzai de 15 años, opera en una región colindante con Pakistán, donde cientos de soldados de EU están estacionados. Pero indicaron que encontrar Fazlullah no es una prioridad porque no está afiliado a Al-Qaeda o a los insurgentes que atentan en contra de los intereses estadounidenses y afganos.

La relativa seguridad de Faz­lullah refleja una tendencia más grande en la dificultad del terreno a lo largo de ambos lados de la frontera entre Afganistán y Pakistán. Mucha atención se ha centrado en militantes que atacan a las tropas estadounidenses y afganas desde paraísos dentro de Pakistán. Pero funcionarios expusieron que los extremistas de este país también han logrado evadir al Ejército paquistaní y a los aviones drone de la CIA, al encontrar refugio en zonas remotas de Afganistán.

La recopilación de inteligencia precisa es el paso más difícil de lograr para localizar y atacar a las fuerzas enemigas. En Konar y Nuristán, las dos provincias donde se cree que Fazlullah se esconde, el problema es más difícil, ya que los asesores de Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF, por su sigla en inglés) creen que el Ejército afgano permite a los talibanes paquistaníes operar en retribución a que Pakistán no ha hecho lo necesario para detener los ataques transfronterizos con cohetes desde el interior del país.