Uno de los temas principales a nivel mundial es el terrorismo. En los últimos años la violencia en el mundo no sólo ha aumentado por los conflictos bélicos, sino también por ataques contra las poblaciones civiles, a cargo de grupos extremistas a nivel mundial. Los más notorios son el Estado Islámico, en Siria e Irak, y Boko Haram, en África, principalmente en Nigeria.

El mundo occidental parecía a salvo de la amenaza que suponen estos grupos radicales, hasta que comenzaron los ataques dentro del territorio europeo reivindicados por el Estado Islámico, un grupo que estableció un califato, que es una forma de Estado dirigido por un líder político y religioso de acuerdo con la ley islámica o sharia, en el territorio entre los Estados de Siria e Irak y que pretende recibir el apoyo total del mundo musulmán.

NOTICIA: Daesh lanza su moneda de oro que vale 190 dólares

El Estado Islámico paso de ser un aliado del Al Qaeda a convertirse en un actor principal en diferentes regiones, ya no sólo del Medio Oriente ya que se sabe que ya hay lazos y conexiones con Boko Haram. El Estado Islámico tomó fuerza como grupo radical gracias a sus tácticas brutales, que incluyen asesinatos en masa, secuestros de minorías religiosas y decapitaciones difundidas en las redes y también a sus incursiones en el 2013 cuando inició una rebelión contra el presidente sirio Bashar al Assad.

Según las informaciones de inteligencia de Estados Unidos, el grupo yihadista tiene alrededor de 15,000 milicianos activos, aunque hay informaciones provenientes de Irak que afirman que el número de combatientes puede ser de entre 30,000 y 50,000 combatientes. Según reportes de la consultora Soufan, reportados por la BBC, en las filas del Estados Islámico existen alrededor de 12,000 combatientes que no nacieron en Sira o Irak, esto gracias a sofisticadas técnicas de reclutamiento. Se cree que en los últimos años 2,500 personas provenientes de países occidentales se han unido a la causa.

Una de las razones por las que la expansión del Estado Islámico ha tenido tanto éxito, es la de la solvencia financiera. Según la BBC el grupo radical reportó contar con 2,000 millones de dólares en efectivo. Esto se debe a la venta de petróleo y gas dentro de los territorios que controla, a la recaudación de impuestos dentro de los territorios que controla; además también recibe financiamiento por algunas actividades ilícitas.

En el 2016, el Estado Islámico continuó con sus ataques terroristas en el mundo musulmán y en otras partes del mundo. Pero no fue el único grupo extremista que realizó ataques a lo largo del año. El Institute for Economics and Peace (Instituto de Economía y Paz), un centro de estudios con sede en Sídney, Australia, dio a conocer su " Global Terrorism Index 2016", un informe sobre actos terroristas a nivel global con datos que van desde 2000 a 2015 y utilizan cuatro valores distintos: el número total de actos terroristas en cada año; en número de muertos; los heridos y los daños provocados.

NOTICIA: Militantes del ISIS marcan una nueva escalada en su lucha

Estos son 5 datos sobre el terrorismo a nivel mundial en el 2015

1. Terrorismo en occidente

Según el Global Terrorism Index, el 2015 fue el peor año en la historia para el terrorismo en Europa. En los países que pertenecen a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE), los muertos por terrorismo aumentaron del 650% (de 77 a 577). La tendencia parece que se mantendrá para este 2016.

2. Impacto del terrorismo en la economía global

Para el 2015, el impacto del terrorismo en la economía a nivel mundial, disminuyó un 15% con respecto al 2014, con un daño estimado de 89.6 millones de dólares, según el Global Terrorism Index. Pese a que la cifra es muy grande, el análisis del Global Terrorism Index indica que sólo representa el 1% del impacto total en la economía global que tiene la violencia.

3. Los grupos más violentos

Durante el 2015, fueron cuatro los grupos que causaron la mayor parte de las muertes por actos terroristas. El 74% de las muertes en ataques terroristas fueron atribuidas al Estado Islámico, Boko Haram. Al Qaeda y los talibanes.

4. Pese a que fue un año violento, disminuyeron los decesos

Para el 2015 disminuyó 10% el número de víctimas por ataques terroristas, el primer descenso en muertes por esta causa desde el 2010. En el 2015, murieron 29,376 personas en atentados terroristas, 3,389 menos que en el 2014, según el Global Terrorism Index. En general esta disminución se debe a las acciones emprendidas contra el Estado Islámico y Boko Haram, sin embargo, el Global Terrorism Index advierte que "la expansión de actividades de estas dos organizaciones en otros países representa nuevas amenazas".

5. Países más afectados por el terrorismo

En el 2015 se registró el número más alto de países afectados por ataques terroristas en los últimos 15 años, pese a que disminuyeron en cantidad de ataques anuales. Esto indica que aunque no hubo tantos ataques como el año previo, más países se enfrentaron a este tipo de violencia. Un ejemplo de esto es el Estado Islámico que atacó en 15 nuevos países, y ahora está activo en 28, según el Global Terrorism Index.

Los cinco países más afectados por el terrorismo fueron Irak, Afganistán, Nigeria, Pakistán y Siria. El 72% de las muertes por terrorismo sigue ocurriendo en esos países. Para el 2015, hay países en los que la cantidad de ataque aumentaron como Francia, Turquía, Arabia Saudita, Burundí, Kuwait y Túnez, según el Global Terrorism Index.

rarl