En México hay más de 3.2 millones de personas que trabajan sin recibir un sueldo, esto equivale a 6% de la población ocupada. La mayoría son campesinos y comerciantes.