La prestación de servicios profesionales prestados por una persona física, encuadra en el capítulo II del título IV, de la Ley del Impuesto Sobre la Renta 2018. Las deducciones autorizadas que una persona física puede hacer se especifican en el artículo 103 de dicho ordenamiento. Aquí siguen algunas:

  • Devoluciones, descuentos o bonificaciones
  • Adquisiciones de mercancías utilizadas para prestar servicios, fabricar bienes o venderlos
  • Los gastos
  • Las inversiones
  • Intereses pagados
  • Cuotas al IMMS a cargo de los patrones
  • Impuesto local pagado.

Si tienes una pregunta concreta en materia laboral, fiscal, jurídica o de contabilidad, escríbenos a [email protected] o contáctanos en Facebook o Twitter