Los gastos de una cirugía son considerados como "deducciones personales" contempladas en la fracción I del artículo 151 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta de 2018

Este artículo establece que se pueden deducir los pagos por honorarios médicos, dentales y por servicios profesionales en materia de psicología y nutrición

Es importante señalar que este rubro no solo incluye los gastos en cuidados hospitalarios para tí, sino también para tu cónyuge o para la persona con quien vives en concubinato y para tus ascendientes y descendientes en línea recta

Lo anterior es independiente de que la fracción VI de este ordenamiento también considera las primas de seguros de gastos médicos como deducciones personales.  

Si tienes una pregunta concreta en materia laboral, fiscal, jurídica o de contabilidad, escríbenos a capital.humano@eleconomista.mx o contáctanos en Facebook o Twitter