Todos los manuales para emprendedores insisten en que uno de los activos intangibles más valiosos de las empresas es el capital humano. Otro activo intangible muy importante es la reputación. El trabajo de David Robillard, empresario de origen canadiense, es cuidar que el primero no perjudique el segundo. MultiLatin, la consultora que fundó en 2011 con su socia española Meritxell Vila, investiga los antecedentes de los potenciales nuevos empleados de sus clientes.

En 2017, el equipo de 30 investigadores de la empresa investigó los currículum vitae y sus respectivos documentos de respaldo de más de 40,000 personas que buscaban un nuevo empleo en toda Latinoamérica.

En las oficinas de MultiLatin en Polanco, Ciudad de México, Robillard y Vila, directora de operaciones, explican a Factor Capital Humano que en México decenas de empresas se dedican al negocio de los estudios socioeconómicos de los candidatos.

Meritxell Vila: “Como la nuestra, debe haber unas 8 empresas. Nosotros no nos limitamos a recoger información laboral o socioeconómica. Más bien, verificamos de una manera sistematizada la información y los documentos de soporte que proporcionan los candidatos, siempre con estricto apego a las leyes del país de contratación, y utilizando procedimientos estandarizados y herramientas tecnológicas”.

Fase final del proceso de reclutamiento

El equipo de David Robillard entra en juego en la fase final del proceso de reclutamiento del cliente, quien proporciona apenas el nombre y el correo electrónico del candidato.

La plataforma dispara un correo al candidato invitándole a subir a la plataforma un serie de documentos que respalden la información laboral, académica y personal del candidato. Una vez que estén todos los documentos, el sistema avisa a un analista que empieza a comprobar la veracidad de la información.

Este análisis suele tomar entre dos y cinco días hábiles y termina con un informe en el que MultiLatin califica con banderas de distintos colores el nivel de riesgo del candidato. La decisión final sobre la contratación siempre la toma el cliente.

Antes de iniciar la investigación, uno de los puntos clave es sentarse con el cliente y determinar juntos cuál es el nivel de riesgo específico del puesto que la empresa quiere cubrir y cuáles son los riesgos típicos del sector.

El perfil de riesgos depende del puesto

David Robillard da dos ejemplos: “Ahora estamos investigando a representantes de ventas para una licorera multinacional. ¿Qué es lo más relevante para estos candidatos? Que no tengan un historial de multas u otras sanciones por manejar ebrios.

“Para un banco, esto no sería un tema tan importante, pero una licorera, que quiere transmitir una imagen de consumo responsable, no se puede permitir que un vendedor tenga un accidente por manejar ebrio.

David Robillard, cofundador y presidente de MultiLatin. Foto: Archivo EE

“Esto causaría un grave daño a su reputación, además del daño patrimonial por el carro de la empresa”.

El riesgo de incidentes depende en gran medida del acceso que el candidato tenga a dinero, mercancía, información sensible como bases de datos de clientes, tarifarios y el acceso físico a instalaciones.

También para pymes

Si bien reconoce que la mayor parte de sus clientes son empresas multinacionales que buscan nuevo capital humano en varios países de la región, David Robillard insiste en que este tipo de servicios no es solo para grandes corporativos.

“Cada vez más estamos haciendo background checks para pequeñas y medianas empresas. Suele tratarse de pymes que trabajan como subcontratistas para clientes nuestros que exigen que todos los eslabones de su cadena de suministro cumplan con las normas del sector”.

Según el directivo de MultiLatin, el 52% de los trabajadores del sector bancario en México trabajan para empresas externas.

En muchos casos son pymes que pueden tener a informáticos trabajando como inplants (incrustados) en las instalaciones del cliente o empresas de limpieza locales.

El precio de la verdad

Los costos de una investigación de la información dependen principalmente del perfil de riesgo del puesto y si el candidato ha trabajado o vivido en el extranjero y rondan entre los 1,500 y 2,500 pesos por candidato.

Una treintena de investigadores de MultiLatin comprueba la información de todos los candidatos en todos los países de habla hispana en el continente americano desde México. Solo en Brasil hay un equipo local de dos personas que muy pronto crecerá.

En un plazo de máximo tres años, la empresa prevé duplicar el número actual de 40,000 candidatos investigados e incrementar la facturación fuera de México del 30% actual hasta la mitad.

Mentiras, en todas partes, pero más en México

El informe anual en el que MultiLatin compara los resultados de sus investigaciones por sector y por país arroja algunos datos curiosos, en los que los candidatos mexicanos no salen precisamente bien parados.

En el sector Alimentos y Bebidas, de cada mil candidatos mexicanos se encontraron 20 discrepancias en materia de antecedentes criminales; para Brasil y Panamá/Centroamérica fueron, respectivamente, 19 y 7.

En el sector Financiero, la cifra de candidatos con antecedentes criminales en México fue casi el doble (16) de la cifra de en Brasil y Panamá/Centroamérica (9 en ambos). De cada mil postulantes a un empleo, 221 candidatos en México mintieron sobre su experiencia profesional, mientras que en Brasil 162 y en Panamá/Centroamérica dieran una verdad alternativa.

Cambios para bien y para mal

Cuando hace siete años los investigadores de MultiLatin empezaron a llamar a las universidades mexicanas para comprobar la veracidad de los títulos, muchas veces, estas últimas eran muy renuentes a dar información.

David Robillard: “Ahora hay una mayor aceptación porque demostramos que estamos apoyando a sus exalumnos a insertarse en mercado laboral y también se están dando cuenta de que con nuestro trabajo ayudamos en el combate al fraude académico”.

Donde los directivos de MultiLatin sí ven un retroceso en México es en la transparencia de la información. David Robillard: “En algunos estados las autoridades están atrasando el proceso de digitalización de la información relacionada con procesos penales. Y esto repercute en la transparencia. En esta materia, Brasil le lleva por mucho la delantera a México”.

Para David Robillard, un cambio drástico en la conducción política de México puede provocar la salida de la administración de una gran cantidad de funcionarios públicos de alto nivel:

“Muchos de ellos intentarán ganarse la vida fundando empresas de consultoría. Ahora, con las nuevas leyes anticorrupción, el sector privado tienen la responsabilidad de tomar acciones para mitigar los riesgos de contratar personas o empresas o personas con un historial de corrupción.

“Para hacer estas diligencias, con la ayuda de empresas como la nuestra o no, hace falta información oportuna y de calidad. Es imprescindible avanzar con la digitalización”.