Apenas unos días después de la jornada electoral  y acompañado de Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), el presidente electo Andrés Manuel López Obrador presentó la iniciativa Jóvenes Construyendo el Futuro.

Este programa, que requiere una inversión de 110 millones de pesos, becará con 3,600 pesos mensuales a más de 2 millones de  jóvenes para que se capaciten para el trabajo en empresas, negocios y talleres. Factor Capital Humano te explica cómo funcionan algunos de los programas que ya existen a nivel federal y estatal.

La secretaría de Trabajo y Previsión Social del gobierno federal, a través de ‘Capacitación en la Práctica Laboral’, una de las cuatro vertientes del programa ‘Bécate’, facilita prácticas profesionales de jóvenes entre 16 y 25 años de edad en empresas. Se les paga el salario mínimo (88.36 pesos diarios), más 20 pesos diarios de apoyo para transporte.

“Gran parte de los jóvenes que terminan una carrera enfrentan dificultades para conseguir un puesto porque lo primero que les piden las empresas es experiencia laboral y no la tienen”, puntualiza Donaciano Domínguez, subcoordinador del Servicio Nacional de Empleo (SNE), en entrevista con Factor Capital Humano.

65 de cada 100 jóvenes se quedan en la empresa

Un 65 por ciento de los jóvenes que participan en ‘Bécate’ consiguen quedarse en la compañía en la que se capacitaron, asegura Domínguez. Entre 25 y 30 mil empresas en el país participan en el programa. Destacan Honda, Mazda, BMW, entre otras, que adquieren el compromiso de contratar a 80 por ciento de las personas que participan en ‘Capacitación Mixta’, otra vertiente del programa de apoyo al empleo para personas desempleadas sin límite de edad.

Las compañías no están obligadas a entregar un dinero extra a los becarios, aclara el subcoordinador del SNE, pero en algunos casos aportan un recurso adicional para apoyar a los jóvenes con el transporte. Las macroempresas están obligadas a contratar un seguro contra accidentes para los becados.

“La empresa tiene la posibilidad de acceder a capital humano que pueden ser sus futuros trabajadores, les permite minimizar los costos del proceso de reclutamiento. Lo más importante para las empresas es identificar el talento de los jóvenes para quedarse con los mejores”, indica Donaciano Domínguez.

370 mil jóvenes consiguieron un empleo

En casi seis años lo totalidad del programa ha otorgado un total de un millón 61 mil becas. De estas, 510 mil se otorgaron a jóvenes, de los cuales 371 mil han conseguido un puesto en una compañía.

También algunas entidades estatales como Hidalgo y la Ciudad de México implementan iniciativas de alianzas con empresarios para que los jóvenes consigan un primer empleo.

‘Mi primer trabajo’ es una beca del gobierno de la Ciudad de México para jóvenes de 16 a 29 años que están desempleados o buscando otro puesto. De 2015 a la fecha, alrededor de 18 mil 500 49 jóvenes se han beneficiado con este programa de la Secretaría de Trabajo y Fomento al Empleo (STyFE) de la capital del país. 

“Cerca de 11 mil jóvenes han podido conseguir un trabajo, 59 por ciento del total de becarios que han participado en el programa”, asegura Gerardo Romero, director general de Empleo, Capacitación y Fomento Cooperativo de la STyFE. 

El objetivo del programa es que los jóvenes adquieran experiencia profesional,  explica Romero en entrevista para Factor Capital Humano. 

En CDMX, becas de uno a tres meses

Las prácticas en las empresas tiene una duración de uno a tres meses en los que el becario recibe un apoyo económico que ronda entre los mil quinientos y 4 mil pesos al mes, dependiendo el subprograma al que estén inscritos: ‘Vinculación laboral’, ‘Práctica laboral’ o ‘Estancias profesionales’. 

Para los becarios de ‘Vinculación laboral’ la percepción mensual es de mil quinientos pesos, en ‘Práctica laboral’ los jóvenes pueden recibir una beca de 3 mil a 3 mil 500 pesos por mes y en el caso de ‘Estancias profesionales’ es 4 mil pesos al mes.

“El gobierno de la ciudad aporta el dinero que reciben los jóvenes. Las empresas a veces los apoyan con un recurso extra, pero no es obligatorio. La beca es un apoyo, no resuelve una vida, pero es un ingreso para ayudar”, indica Gerardo Romero. 

El rango de edad para los beneficiarios, que pueden ser estudiantes o egresados, va de los 16 a 29 años. Cerca de 4 mil 200 empresas participan en ‘Mi primer trabajo’.

Reducir costos de reclutamiento

El programa ayuda también a las empresas a reducir costos y tiempos en sus procesos de reclutamiento. Las vacantes que ofrecen las compañías están relacionadas con el giro de bienes y servicios, aunque también hay puestos técnicos para empresas maquiladoras. 

El gobierno estatal de Hidalgo promociona el programa ‘Mi primer empleo, mi primer salario’ desde septiembre de 2017 para jóvenes sin experiencia que buscan su primer trabajo. El apoyo consiste en una beca que se otorga a los egresados de universidades mayores de 28 años y jóvenes que estudiaron bachillerato tecnológico que no rebasen los 25 años de edad.

Otros requisitos para inscribirse en la iniciativa es contar con todos los créditos del plan de estudios cursado, haber nacido y radicar en Hidalgo y no contar con ninguna otra beca o apoyo estatal, nacional o internacional.

Los interesados en el programa pueden registrarse en una página de internet o aplicación móvil, configurar la zona del estado en la que desean trabajar y ubicar las vacantes que ofrecen las empresas. Se postulan a los puestos disponibles y la compañía selecciona a la persona, posteriormente se realiza una entrevista y el último paso es el ingreso al primer empleo.

Hidalgo apoya con 4 mil pesos mensuales

“Durante seis meses el gobierno del estado les otorga un apoyo de 4 mil pesos mensuales a los jóvenes para que ingresen a una empresa. Este dinero se complementa con una aportación que depende del tamaño de la empresa. Lo que les pedimos a las compañías es un compromiso de contratación, por cada dos jóvenes que ingresan al programa, al menos uno debe ser contratado”, explica José Luis Romo, secretario de Desarrollo Económico de Hidalgo, en entrevista para Facto Capital Humano.

Los emprendedores y pequeñas empresas aportan 500 pesos más a la mensualidad que da el gobierno hidalguense, las medianas mil pesos adicionales y las grandes contribuyen con mil quinientos. De esta manera, el promedio mensual del salario que obtiene un joven se encuentra entre los 4 mil 500 y 5 mil 500 pesos.

La aportación que hace el gobierno de Hidalgo para la beca es un recurso del propio estado. El programa cuenta con algo más de 530 empresas registradas en la plataforma que constantemente publican vacantes. La beca ha beneficiado, asegura Romo, a mil jóvenes que ya están inmersos en el mercado laboral o se encuentran en su estadía de seis meses.

“Este es un incentivo para las empresas con el que pueden hacerse de capital humano, para una pequeña y mediana empresa es muy costoso tener un departamento de recursos humanos. La plataforma que les permite conocer a todos los jóvenes egresados inscritos en la iniciativa y así ayudamos a reducir sus los costos de reclutamiento ”, comenta el secretario de Desarrollo Económico de Hidalgo.

El programa contempla la asignación de un tutor a la empresa, es decir, una persona que acredita el desempeño del becario. Los jóvenes tienen la oportunidad de evaluar a la compañía en la plataforma.