Viajar es una experiencia enriquecedora que nos permite conocer diferentes ciudades y ampliar horizontes. Al salir al extranjero existen imprevistos a considerar como un accidente, enfermedad, e incluso fallecimiento, que obligan a regresar anticipadamente.

Para cubrir dicho riesgo, existe la cobertura de repatriación, la cual se puede contratar como una asistencia integrada o adicional en seguros de vida, gastos médicos, viaje o deceso; aunque también existe una póliza para esta situación en específico.

Como toda póliza, también tiene exclusiones que se deben considerar a la hora de contratar, por ello, se debe leer con atención las condiciones generales para saber en qué casos está cubierto.

La repatriación garantiza las gestiones necesarias para el traslado desde el lugar donde se encuentre el titular de la póliza a su país de origen, así como el de sus beneficiarios.

En algunos casos, también puede incluir a un acompañante para que escolte al enfermo o los restos en el trayecto de retorno al país.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) detalla que algunos de los servicios con los que cuenta esta cobertura son los trámites consulares y sanitarios, y la transportación aérea y terrestre al país de origen.

También, la compañía puede brindar asesoría legal y presencial en caso de que se requiera la intervención del Ministerio Público.

Las aseguradoras no son las únicas instituciones que lo pueden ofrecer, algunos bancos también tienen esta cobertura en sus seguros como es el caso de Banorte, Banco Azteca y CIBanco.

“Lo último que quiere la familia es dedicarse a trámites engorrosos o tener problemas con la autoridad. Una asistencia de este tipo ayuda y acompaña a los familiares, que pasan por este momento tan crítico, asesorados por expertos en la materia para realizar los trámites de una manera más sencilla”, aseguró Renata Rodríguez, gerente de Producto en Axa Seguros.

No sólo por fallecimiento

Felipe Ramírez, técnico de Salud en la aseguradora Mapfre México, detalló que en caso de una repatriación a causa de una enfermedad o accidente, primero se estabiliza la salud del asegurado para proceder con el regreso al país.

En cambio, si el asegurado desea continuar la atención en el extranjero, tendrá que apegarse a las condiciones generales de su póliza.

“Se cubren todos los gastos del traslado, aquí lo importante es la comunicación entre el asegurado y la compañía para coordinar todo el procedimiento y toda la logística, incluso si se procede a cualquier procedimiento legal”, indicó.

Si se trata de un fallecimiento, explicó, se habla con los deudos para determinar el lugar del traslado del cuerpo hasta donde ellos indiquen.

“Si el asegurado contrata hoy la póliza y la siguiente semana viaja, pero desafortunadamente fallece, se procede a la repatriación sin ningún problema; o en caso de una enfermedad, no requiere ningún plazo”, precisó.

Tome en cuenta los kilómetros

El ejecutivo de Mapfre señaló que esta cobertura no solamente aplica en el extranjero, sino también en territorio nacional, pero aplica un número determinado de kilometraje, por lo que esa podría ser una limitante.

Precisó que en tanto para territorio nacional como extranjero, la distancia para solicitar esta cobertura debe ser mayor a 50 kilómetros, mientras que Axa establece que debe ser mayor de 100 kilómetros del domicilio registrado del asegurado.

Respecto a la suma asegurada en caso de enfermedad o fallecimiento, dependerá de cada situación e institución.

Si se trata de una repatriación por deceso, la aseguradora Mapfre cubre gastos de 40,000 pesos para el territorio nacional y un monto de 5,000 dólares para el extranjero; mientras que Allianz lo hace por 25,000 pesos en territorio nacional y 30,000 dólares para el extranjero, y Banorte tiene una suma de hasta 60,000 pesos para Estados Unidos y Canadá.

En caso de un repatriación por enfermedad, Allianz tiene como límite 25,000 pesos para territorio nacional y 30,000 dólares para el extranjero, mientras que Mapfre explica que cubre la situación sin importar el monto.

Ramírez precisó que en el caso del seguro de viaje, y al querer reclamar esta asistencia, éste tiene una vigencia de 90 días de duración, pero si el asegurado requiere extender el plazo del mismo, podrá solicitarlo y poner como fecha límite el final de la vigencia de la póliza.

La gerente de Axa destacó que el tiempo de repatriación del cuerpo dependerá del incidente por el cual sucedió el deceso y el lugar donde ocurrió.

No cubre ciertas situaciones

Como cualquier otra póliza, esta cobertura tiene ciertas restricciones al momento de ser reclamada. El técnico de Mapfre precisó que entre las exclusiones se encuentra accidentes y lesiones provocadas por el mismo asegurado, así como el suicidio.

“Una de las más importantes es si el asegurado se provoca de forma consciente alguna lesión que no derive propiamente de un accidente, en esos casos, no se activa la cobertura”, enfatizó.

[email protected]