Si está pensando en vender su automóvil, además de considerar si se encuentra en condiciones físicas y mecánicas óptimas, también necesita revisar que la documentación y trámites estén en orden y al día para proceder con la venta.

Antes de buscar un comprador o publicar su oferta, deberá tener todos los papeles que lo identifiquen como el dueño del coche, así como los comprobantes para acreditar que ha cumplido con todos los trámites como el pago de la Tenencia y la verificación.

El objetivo de tener todos los documentos en orden, además de transmitir tranquilidad al comprador, es mostrar que el auto se encuentra en regla sin tener multas o adeudos pendientes de ningún tipo.

No contar con los papeles en orden, además de tener problemas con los futuros dueños del vehículo, puede ocasionar la pérdida de posibles compradores porque nadie se arriesgaría a comprar un coche sin tener los documentos en regla.

De acuerdo con el sitio de compraventa de autos OLX Autos, uno de los primeros documentos que deberá tener a la mano es la factura original del vehículo. Este papel es indispensable ya que contiene todos los datos de la unidad, el historial y lo acredita como el propietario.

Según la página, para los modelos 2015 en adelante, es obligatorio tener la factura de origen en archivo PDF y XML.

En caso de no ser el primer dueño de su vehículo, deberá contar con la carta factura endosada en donde se acredite a todos los dueños anteriores.

De igual forma, deberá tener todos los comprobantes de pagos de Tenencia, refrendos y verificación de los últimos cinco años. En el caso de la verificación, es importante tener a la mano el último talón de la verificación y engomado con mínimo 10 días naturales antes de su vencimiento. 

Otro de los documentos con los que también deberá contar previo a la venta de su coche es la tarjeta de circulación. Al respecto, el sitio de compraventa de autos Kavak señala que es indispensable ya que también acredita los datos y titularidad del vehículo, de igual forma deberá estar vigente al momento de hacer la venta del vehículo. 

Dar de baja las placas

Para evitar problemas legales, tendrá que dar de baja las placas antes o inmediatamente después de vender el vehículo.

En este sentido, la plataforma de venta de autos Nexu.mx detalla que para darlas de baja, el dueño deberá acudir a alguno de los Módulos de Licencias y Control vehicular de la Ciudad de México para hacer el trámite, el cual tiene un costo de 465 pesos. 

Entre los requisitos que el propietario deberá cumplir para dar de baja sus placas se encuentran contar con una identificación vigente, la factura original o carta factura, el juego de placas, tarjeta de circulación y los comprobantes de pago de la tenencia o referendo de los últimos cinco periodos.

Contrato de compraventa

Para respaldar la transacción, es necesario que tanto el vendedor como el comprador firmen un contrato de compraventa, en el cual se otorgan los derechos y obligaciones legales del vehículo.

En este documento deben venir los nombres de ambas partes, sus datos fiscales y domicilios; de igual forma se deberá especificar el precio de compra original, el precio de reventa, modelo, marca y año del auto, sus datos de contacto al igual que los del comprador y fecha de venta.

De igual forma, en este documento se debe exponer las condiciones en que se entrega el vehículo y las sanciones para cualquiera de las partes en caso de que se incumpla con el contrato. 

Una manita de gato

Aunque no es indispensable, si usted cuenta con los comprobantes o facturas del mantenimiento que le dio a su vehículo estos serán de gran ayuda, pues demostrará que el vehículo estuvo bien cuidado.

Entregarle este tipo de comprobantes al nuevo dueño, será de utilidad para que el comprador conozca el mantenimiento preventivo o correctivo que se dio al auto, mostrar que se encuentra en buenas condiciones y que no tiene ningún problema en la carrocería o mecánico al momento de la venta.

Seguro se puede traspasar

En caso de que el automóvil contara con una póliza de protección, existen dos maneras: la primera es transferir la póliza vigente y la segunda, cancelarlo.

El comparador de seguros de auto en línea Guros señala que en caso de transferir el seguro, un aval de la compañía de seguros establecerá que el nuevo propietario será el responsable de pagar la póliza en su renovación. La segunda opción es cancelar el seguro de auto y que el nuevo dueño contrate otra póliza.

Para respaldar la transacción, es necesario que tanto el vendedor como el comprador firmen un contrato de compraventa, en el cual se otorgan los derechos y obligaciones legales del vehículo

finanzaspersonales@eleconomista.mx