Circular en la Ciudad de México es un acto que debe pensarse dos veces. El congestionamiento vial en sus diferentes vialidades complica la desplazamiento de los vehículos dentro de la capital.

Ante tal situación, empresas y gobierno han buscado alternativas que agilicen el traslado de las personas hacia sus centros de trabajo, escuelas o puntos de encuentro. Tal es el caso de Ecobici, el primer sistema de bicicletas públicas en la Ciudad de México, cuyas operaciones iniciaron en febrero del 2010.

Este sistema se caracteriza por contar con diferentes cicloestaciones en las que los usuarios, a través de una tarjeta, podrán tomar una bicicleta y devolverla en la estación más cercana a su destino en trayectos ilimitados de 45 minutos.

Para Ecobici, el proceso apra rentar una bicicleta es totalmente manual, ya que su sistema se caracteriza por brindar un servicio de anclaje, donde en las cicloestaciones el usuario deberá pasar su tarjeta en el lector o bien, ingresar su código de acceso y PIN.

Luego de ingresar los datos, una pantalla que se se encuentra en la cicloestación le mostrará la bicicleta que puede tomar, para ello tome en cuenta que tendrá dos minutos para supervisar que el equipo se encuentre en buenas condiciones, en caso contrario, regrese la bicicleta a su lugar y elija otra.

Cuando devuelva el equipo es importante que ancle la bicicleta en uno de los espacios destinados de la cicloestación, este espacio se caracteriza por tener una luz verde encendida. La bicicleta se encontrará totalmente anclada cuando dichas luces pasen a color rojo. Es importante que ingrese nuevamente su código de acceso y NIP o bien, su tarjeta de usuario. El servicio habrá terminado cuando en pantalla aparezca la leyenda “Bicicleta devuelta correctamente”.

En cuanto al acceso para ocupar este servicio, a diferencia de las otras apps, en Ecobici tendrá que darse de alta a través de su sitio web o en los Centros de Atención Ciudadana cuyas direcciones también podrá localizar en el sitio de internet de Ecobici.

Luego de realizar su registro, se le solicitará su identificación oficial, tarjeta de débito o crédito, llenar un formulario y elegir la membresía que mejor le convenga.

“Quienes quieran acceder al Sistema Ecobici podrán pagar una suscripción por un año, una semana, tres días o un día”, refiere Ecobici en su portal de Internet.

De acuerdo con el estudio Hábitos de los Usuarios de Internet en México, que presentó la Asociación de Internet MX, reveló en su capítulo de movilidad que el uso de bicicletas se ubicó como una de las opciones de movilidad preferida por los usuarios, con 9%; éste esquema de ubica por abajo de las plataformas de transporte privado como Uber, DiDi o Cabify.

La alta demanda de las personas que buscan trasladarse por este medio trajo consigo que nuevas empresas llegaran a brindar sus servicios.

Tal es el caso de VBike, Dezba, y recientemente Jump; sin embargo, a diferencia de Ecobici, estas plataformas se caracterizan por no contar con un sistema de anclaje, por lo que se encuentran dispersas en diferentes colonias donde se concentra mayor actividad comercial, turística y laboral.

Tecnología simplifica procesos

La diferencia de estas plataformas también consiste en que se requiere forzosamente de un smartphone para acceder al servicio de préstamo de bicicleta. Con tan sólo descargar la aplicación de su preferencia, registrarse e ingresar su método de pago (tarjeta de crédito o débito) podrá pedalear y evitar el tráfico recurrente.

Las cuotas varían dependiendo la plataforma, donde cada una establece su tarifa por tiempo, ya sea por hora o minuto, e incluso algunas tienen una tarifa por el desbloqueo de la bicicleta.

Su funcionamiento es sencillo, tan sólo tiene que abrir la app, ésta le indicará a través de un mapa las zonas más cercanas donde encontrará bicicletas, posteriormente generará un código QR que será la llave para desbloquear el equipo y comience el viaje. Al finalizar, la app también le indicará los sitios designados para dejar la bicicleta.

En el caso de Ecobici, también existe una app que acertante no permite desbloquear las bicicletas; sin embargo, le permite medir el tiempo y la distancia de los recorridos, trazar rutas y llevar un control de los viajes.

No olvide cerrar su viaje

Es importante que prevenga los tiempos de traslado así como la distancia, ya que si excede el tiempo base establecido, generará costos extras.

Además, siempre debe cerciorarse que al finalizar su recorrido, éste sea registrado en la app, ya que de no hacerlo la tarifa incrementará conforme pase el tiempo e incluso algunos toman este factor como extravío del equipo.

Para todos los gustos

Fomentar el uso de la bicicleta en una ciudad donde impera el uso del automóvil es una tarea difícil, pero debido a sus beneficios con el medio ambiente y rapidez en los traslados, el sistema de bicicletas compartidas brinda la oportunidad de rentar equipos que se ajustan a todas todos los gustos y necesidades.

Actualmente, el mercado ofrece bicicletas convencionales y eléctricas, lo que facilita el traslado de los usuarios.