Los precios de los seguros de vivienda en el país se mantienen estables a pesar de los daños que dejaron los sismos de hace un año, así como las lluvias e inundaciones por huracanes y otros fenómenos, aseguró la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

El presidente de la AMIS, Manuel Escobedo, dijo que tras los sismos del 2017 hubo mucho interés en los seguros de vivienda; sin embargo, no se espera un incremento significativo en el número de contrataciones y a pesar del daño que dejaron no se ve un impacto en los precios.

“En el horizonte próximo no veo un endurecimiento del mercado de reaseguros y, por ende, una subida de tasas en las pólizas de casa-habitación en el mercado mexicano”, afirmó.

Explicó que para que suban los precios de los seguros debe haber un movimiento en los reaseguros (las coberturas que toman las propias aseguradoras para compartir el riesgo con empresas globales) y esto, en el pasado no se dio por fenómenos naturales, sino por otros factores económicos y financieros.

“Ahora lo que hay son modelos matemáticos que definen los precios a nivel internacional y mientras las pérdidas catastróficas se mantengan dentro del parámetro que fija el modelo matemático, la realidad es que la catástrofe natural no mueve la aguja (el precio)”, ejemplificó.

Refirió que el tsunami que afectó a Japón en el 2011 “no movió la aguja”, tampoco lo hizo el huracán Wilma en el 2005, eventos que generaron pérdidas más importantes que los dos terremotos del año pasado.

“Las Carolinas ahorita con (el huracán) Florence no van a mover la aguja. Entonces, desde esa perspectiva no esperamos que por puro efecto de catástrofes naturales hasta este momento haya sucedido algo que pudiera moverlos”, aseguró.

No obstante, el directivo refirió que un cambio en la política monetaria de los bancos centrales alrededor del mundo que constriñan la liquidez en los mercados financieros, “eso sí puede mover la aguja” y generar un aumento en los precios de los seguros.

“Decisiones de política pública que afecten el riesgo soberano del país, eso también puede mover la aguja y de manera muy importante”, expuso.

De ahí consideró que el movimiento en las tarifas de los seguros “dependerá mucho del desarrollo y de la estabilidad financiera que vivamos en el país y en el mundo en los próximos años”.