Tener un automóvil conlleva una serie de obligaciones, ya que no solamente se le debe dar mantenimiento o tenerlo asegurado, sino también estar al corriente con los trámites correspondientes para que pueda circular y evitar problemas con las autoridades.

Uno de ellos es la verificación vehicular, a través de la cual se revisan las emisiones contaminantes como una medida en favor del medio ambiente.

En ocasiones, nuestro coche es rechazado al realizar este trámite  por no cumplir con las mediciones establecidas por las autoridades.

Ante este escenario y como una medida para ayudar la economía de los automovilistas, el gobierno capitalino oficializó desde marzo que los intentos pares de la verificación sean gratuitos, es decir, en el segundo intento no le costará nada.

Lo anterior se publicó en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México, en donde se presentaron las modificaciones al programa de verificación para el primer semestre del año en curso.

“La verificación par será gratuita cuando el intento que la anteceda sea rechazado, siempre y cuando la verificación par se realice en el mismo centro de verificación vehicular en que se obtuvo el rechazo, este criterio aplicará en periodos regulares de verificación vehicular y en los periodos otorgados por las multas por verificación extemporánea”, se indica en el documento.

Alan Ortíz, director de Marketing de la comparadora de seguros Ahorraseguros.mx, explicó que anteriormente se pagaba el primer intento y si existía rechazo el segundo también se pagaba, por lo que el costo de la verificación se elevaba, lo que representaba un golpe al bolsillo del automovilista.

“El automovilista tiene dos intentos, a partir del primer semestre del 2019, el segundo será gratis; anteriormente, el segundo intento tenía un costo de 1,000 pesos”, señaló.

Sanciones por no hacerlo a tiempo

Pérez indicó que si el automovilista no realiza este trámite, se hace acreedor a una multa por verificación extemporánea de 1,690 pesos.

Una vez que el automovilista paga esta multa, también debe cubrir el costo de la verificación que no hizo a tiempo.

Detalló que para realizar este pago, el interesado deberá ingresar a la página de la Secretaría de Finanzas de la Ciudad de México y llenar el formato con sus datos y los de su vehículo para que le expidan la línea de captura.

Una vez hecho lo anterior, con este formato, tendrá 10 días para pagar en cualquier banco, tienda de autoservicio, pagar en línea o Kioscos de la Tesorería instalados en algunas plazas comerciales.

Una vez hecho el pago, deberá esperar dos días hábiles para que se vea reflejado y contará con 30 días naturales para verificar, periodo en el cual el vehículo únicamente podrá circular para acudir al Verificentro.

Cuide su bolsillo y economía

El fundador de Ahorraseguros indicó que la verificación es indispensable, ya que al momento de verificar se está protegiendo al vehículo, pues es una forma de saber si el estado del motor es óptimo o no.

“Es una obligación de cada automovilista y se debe cumplir con lo que la ley obliga para que pueda circular su vehículo”, afirmó.

Expresó que cumplir con este requisito es fundamental para proteger la economía del conductor, evitando pagar multas y protegiendo el vehículo.

Cambian entrega de  hologramas de verificación

A inicios de junio, la Comisión Ambiental de la Megalópolis anunció la modificación en el 2020 para el esquema de entrega de los hologramas de verificación, que incluye el establecimiento de una placa ecológica para autos híbridos y eléctricos.

Las autoridades ambientales señalaron también un cambio para otorgar los hologramas 00,0,1 y 2.

El holograma 00 será para unidades nuevas con rendimiento de 15 o más kilómetros por litro y contará con una etiqueta de rendimiento de combustible.

El holograma 0 será otorgado a los automotores que acrediten la prueba del Sistema de Diagnóstico a Bordo y la prueba de emisiones. El holograma 1 se entregará a las unidades con convertidor catalítico de tres vías y que acrediten la prueba de emisiones, y el holograma 2 a las unidades sin convertidor catalítico de tres vías y que acrediten la prueba de emisiones.