El poder adquisitivo de los trabajadores asalariados disminuyó durante mayo pues la quincena les alcanzó para cubrir los gastos de sólo 13.81 días, un nivel menor al de abril cuando la quincena cubrió 14.22 días en promedio.

Según el Índice de Final de Quincena (IFQ), elaborado por la firma especializada en estudios de mercado De la Riva, en mayo se observa una ligera mejoría respecto del mismo periodo del 2010.

Según el análisis de la firma, aumentó en ese mes la dificultad para ahorrar, que pasó de 70 a 74%, el retraso en pagos, que se incrementó de 15 a 19%, y el recorte de gastos, que aumentó de 26 a 29% de los encuestados.

Fuera del Día de las Madres, mayo no es un mes de gastos coyunturales; sin embargo, en el histórico del Índice se ha observado una ligera baja en este periodo.

De los 800 encuestados en los 32 estados de la República, 18% atribuyó esta baja en su poder adquisitivo a los precios altos, detalló Isabel Campero, directora de Opinión de De la Riva.

El IFQ también se relaciona con indicadores económicos como el Índice de Confianza del Consumidor (ICC), explicó la especialista.

En mayo, el ICC reportó un crecimiento de 5.5% respecto del mes previo, su nivel más bajo en 10 meses.

Especialistas consideran que los consumidores se mostraron menos confiados en las condiciones económicas actuales y en de los próximos 12 meses.

HOMBRES AHORRARON MÁS

Al analizar la información por género, se observó que a los hombres les alcanzaron sus ingresos 14.16 días, un día más que a las mujeres con 13.16 días.

Esto no es sorpresa para nosotros, generalmente a los hombres les dura más la quincena. Esto puede deberse a varias razones; sin embargo, muchos especialistas siguen comentando que los varones siguen ganando más que las mujeres , comentó la directivo.

isantarita@eleconomista.com.mx