Robo de identidad y molestias por cobros no reconocidos serán las principales quejas que deje el Buen Fin, aunque aún no se tiene un balance completo, adelantó el presidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), Mario Di Costanzo Armenta.

El funcionario señaló que será hasta el cierre de este mes o principios de diciembre cuando se tenga un registró claro sobre los reclamos que los usuarios de servicios financieros reportaron ante la Condusef durante sus compras como parte del programa el Buen Fin.

Sin embargo, dijo, con base en estadísticas, es al cierre de cada año cuando crecen los reclamos por fraudes cibernéticos, por lo que podría adelantar que entre las principales causas de quejas del Buen Fin estarán, además del robo de identidad, las molestias por cobros no reconocidos, así como por realizar cargos en una sola exhibición pese a que el tarjetahabiente pidió hacer su compra a meses sin intereses.

El presidente de la Condusef destacó que los datos que arrojen los reclamos en el Buen Fin servirán para identificar si los usuarios bancarios utilizaron en mayor medida los plásticos de crédito y débito en comparación con ediciones anteriores, cuando retiraron en cajeros automáticos para realizar compras, lo cual generó un gran número de quejas.

Durante el 2016, el monto reclamado por posible robo de identidad fue de 653 millones de pesos.