Es de origen 100% natural y es rico en elementos que mantienen su organismo joven por más tiempo. Con una cucharadita tendrá huesos más resistentes, músculos sanos y mejor metabolismo. Ya 11 millones de personas lo toman y lo recomiendan .

Con promesas como ésa podría ser difícil resistirse a comprar un producto milagro sobre todo si, en apariencia, resuelve todos sus males.

No importa si a todas luces el producto promete demasiado, si sale en televisión prácticamente tiene ventas aseguradas.

Para evitar que más consumidores adquieran estos artículos que, por definición, prometen determinados efectos o se atribuyen propiedades curativas sin evidencia científica, se hicieron algunas reformas a la Ley General de Salud en Materia de Publicidad.

A sólo 11 días de su entrada en vigor (2 de marzo), casi 100% de las pautas publicitarias atribuidas a productos milagro fue retirado de los medios de comunicación.

De los 60 productos que concentraban prácticamente la totalidad de este tipo de anuncios en televisión, ya fueron retirados del aire 59, informó Mikel Arriola, comisionado federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) de la Secretaría de Salud.

Actualmente nos encontramos revisando el estatus de uno nuevo que se llama Makusan, que se publicita como suplemento alimenticio con facultades curativas , declaró.

En una especie de cacería en contra de estos artículos, la Profeco y la Cofepris firmaron un convenio de intercambio de información para identificar a las empresas que comercialicen y publiciten productos que prometan determinados efectos sin un respaldo científico. Esta colaboración toma relevancia toda vez que aun si un producto cuenta con el debido permiso por parte de las autoridades sanitarias a través de la Cofepris para ser comercializado, eso no significa que no puedan estar incurriendo en publicidad engañosa , dijo Bernardo Altamirano, titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Fruto de las verificaciones que realiza la Cofepris, el aseguramiento y destrucción de productos milagro aumentó 373% en el 2011 desde el 2010.

La Profeco interpuso durante el año pasado 31 multas por infracciones a la Ley Federal de Protección al Consumidor (LFPC) en materia de publidad engañosa en todas las categorías, no sólo en productos milagro, por un monto de 30 millones 300,000 pesos.

Según las reformas a la LFPC publicadas en el Diario Oficial de la Federación el pasado 15 de diciembre, la multa máxima para empresas que incurrieran en publicidad engañosa era de poco más de 2 millones de pesos, pero a partir de dichas reformas se estableció como multa máxima poco más de 3 millones de pesos.

En caso de reincidencia la sanción sería de hasta 10% de los ingresos que la compañía obtenga por la venta de ese artículo. De ahora en adelante el anunciante deberá presentar al medio copia certificada de la carátula del registro sanitario ante la Secretaría de Salud o autorización vigente, así como el permiso correspondiente para difundir su publicidad.

AGUAS CON LO QUE COMA, TOME O SE UNTE

Para la autoridad sanitaria, los productos milagro no son medicamentos. Se trata de artículos a base de hierbas u otras sustancias que, para sortear su falta de reconocimiento legal como fármacos, alegan en su publicidad que son productos nutricionales con propiedades terapéuticas y prometen curar muchas enfermedades sin comprobar su eficacia, lo que representa un riesgo a la salud y un engaño al consumidor.

59 productos han sido sacados del aire por operar en el mercado de manera irregular.

373% aumentó el decomiso y destrucción de productos milagro del 2010 al cierre del 2011.

SE VAN, SE VAN... SE FUERON

A continuación, se muestran algunos de los procutos cuyos spots ya salieron del aire.

. Alcachofa de Laon

. Algafit

. Bio Shaker

. Body Siluette

. Cellu Active

. Célula Master

. Chardon de Marie

. Colageína 10

. Cold Heat Extreme

. Cool Energy

. Cre-C

. Dermonú

. Diabe Stevia

. Ginkgo Biloba

. Green Marvel

. Hair Back

. Invisiear

. Malunggay

. Prostaliv

. Prostamax