(última parte)

Las reparadoras de crédito tienen un modelo de negocio relativamente sencillo. En lugar de pagarle a tus acreedores, haces un ahorro mensual en una cuenta que te abren para ese efecto. Cuando se acercan los cobradores, simplemente ofrecen la cantidad que llevas acumulada (menos una comisión por éxito ). En realidad, no hay una negociación como tal. Si aceptan el monto ofrecido, se paga la deuda. De lo contrario, sigues ahorrando: al siguiente mes hacen lo mismo hasta lograrlo.

Los servicios de las reparadoras de crédito no son gratuitos y pueden ser muy caros, como explicamos a continuación:

¿Cómo son los honorarios de? las reparadoras?

Pues bien, existen distintas reparadoras y cada una tiene sus costos establecidos, que pueden ser distintos. Pero suelen cobrar una cuota mensual mientras estés en el programa y una comisión por éxito cada vez que liquidas una de tus deudas.

A veces parece que no es mucho, pero sí puede ser oneroso. Veamos un ejemplo de lo que cobra una de las más populares:

1.- Cuota mensual de 55 pesos por cada 10,000 de deuda. Esto hay que verlo con cuidado, porque equivale a 660 pesos al año: 6.6% de lo que debes.

Entonces si debes 100,000 pesos en 3 tarjetas de crédito, te van a cobrar 550 pesos al mes (6,600 al año).

Pensemos que entras al programa y puedes comprometerte a ahorrar 4,000 pesos al mes para eventualmente poder, algún día, salir de deudas. Eso significa que en realidad vas a pagar de comisión 13.75% de lo que tú ahorres. Entonces, el monto que se va a tu ahorro, después de que la reparadora cobra su tajada , es de 3,450 mensuales.

2.- Comisión por éxito de 15% sobre el descuento que te consiguieron.

Seamos conservadores: supongamos que después de 15 meses los cobradores aceptan un pago total de 40,000 pesos para que tu deuda se liquide. Es decir, el ahorro fue de 60,000 pesos. Eso significa que tendrás que pagar a la reparadora de crédito 9,000 pesos adicionales por este concepto.

¿Cuánto te costó en total? Por usar los servicios de la reparadora de crédito pagaste una comisión total de 17,250 pesos. Fueron 15 meses en total: por concepto de comisiones mensuales terminaste pagando 8,250 pesos, más 9,000 de comisión por éxito .

Podrías ver esto como porcentaje de tu deuda original: representa 17.25%, pero desde mi punto de vista sería equivocado porque en realidad los cobradores aceptaron un pago total de 40,000 pesos como liquidación de tus deudas. Por usar los servicios de la reparadora de crédito, terminaste pagando 43% más.

En realidad, las reparadoras de crédito deben ser siempre nuestra última opción. Implican, como ya mencionamos, dejar de pagar nuestras deudas, caer en cartera vencida y afectar irremediablemente nuestro historial crediticio.

Si aún podemos pagar, incluso si nos sentimos con la soga al cuello, hay que hacer el esfuerzo, mediante una estrategia para salir de deudas como las que he descrito en este espacio. Además de que, al dejar de pagar, lo que debemos todavía crece mucho porque se empiezan a acumular, además de intereses ordinarios, los moratorios y las comisiones por falta de pago.

Ahora bien, si de plano ya no podemos pagar, nuestra capacidad de pago se ha rebasado, podemos aplicar el esquema de las reparadoras de crédito nosotros mismos: ahorrar por nuestra cuenta y cuando aparezcan los cobradores, ofrecer lo que podamos como pago total. En algún momento aceptarán la cantidad y podremos salir de este problema financiero.

Te invito a visitar mi página: http://www.planeatusfinanzas.com, el lugar para hablar y reflexionar sobre finanzas personales.

Twitter: @planea_finanzas

[email protected]