(Primera parte)

Existen en México varias reparadoras de crédito y recibo correos de lectores que me preguntan acerca de ellas, o que me cuentan las experiencias negativas que han tenido con ellas (muchas derivadas de que la gente no lee los contratos, no sabe en lo que se están metiendo).

Las reparadoras se han posicionado como una alternativa para ayudarle a la gente a pagar sus deudas. Utilizan técnicas de venta muy agresivas, con una gran cantidad de verdades a medias que pueden ser contraproducentes para quienes los contratan.

¿Cuáles son estas promesas irregulares? Una es el típico gancho: Obtenemos un descuento promedio de 70% o más sobre lo que debes . Otra es: Y además te ofrecemos sanear tu buró . Hay otra que promete que las llamadas de los cobradores cesarán.

Todas estas promesas son muy cuestionables por lo siguiente:

1.- Los bancos no negocian las deudas. Cuando una persona deja de pagar más de 90 días, el banco por Ley tiene que pasar esa deuda a pérdida en su balance. Aunque cada institución tiene prácticas distintas, por lo general en ese momento contratan despachos de cobranza para tratar de recuperar lo que puedan, o bien ponen a subasta esa cartera vencida (otras empresas especializadas en recuperación de cartera la compran, por mucho menos de lo que era la deuda original).

Esos despachos o empresas que compraron los derechos sobre la deuda se acercan con las personas de diferente manera: algunas amenazan o intimidan, otras simplemente hacen llamadas y ofrecen convenios de finiquito que suelen implicar un descuento. En ese momento es cuando se puede negociar, uno puede ofrecer simplemente lo que puede pagar y dependerá de estas figuras si les conviene aceptarlo o no.

2.- Cuando uno deja de pagar, eso queda registrado en el Buró de Crédito y no hay poder humano que lo limpie. No hay manera. Por otro lado, cuando uno paga con descuento, mediante convenio, eso también queda registrado porque se causó un quebranto al sistema financiero. El historial permanece, por Ley, hasta 72 meses después del pago (o último reporte de esa deuda por parte de la institución financiera).

3.- Lo que las reparadoras en realidad hacen es lo siguiente: una vez que el cliente terminó de pagar su deuda, le ofrecen abrirle un crédito carísimo con una sociedad financieras popular (sofipo) y le recomiendan al cliente tomarlo, aunque no lo necesite. De esta manera el cliente puede ir pagando puntualmente ese crédito e ir generando otra vez historial positivo. A esto es lo que las reparadoras llaman ayudarte a sanear tu buró .

4.- Las empresas de cobranza, como sabemos, llaman insistentemente no sólo al acreditado: muchas veces también a las referencias que él puso cuando solicitó ese préstamo. Las reparadoras simplemente nos dicen que cuando llamemos, les digamos que deben hablar a la reparadora directamente. Pero la gran mayoría de las ocasiones las llamadas no van a cesar: las reparadoras no pueden obligar a estas empresas a dejar de llamarnos.

Cómo funcionan los servicios de una ?reparadora de crédito

El modelo de negocio es muy sencillo. Lo primero que te dicen es que debes dejar de pagar todas tus deudas y en lugar de ello, aportar una cuota al programa. Es decir: ahorrar una cantidad que te sea cómoda según tu presupuesto, en una cuenta que se abre para ti. Esa cuenta no está en un banco, para que éstos no se cobren a lo chino (lo cual pueden hacer por contrato). Por el contrario, usualmente utilizan una sofipo, una aseguradora o incluso una operadora de fondos de inversión. Depende mucho de la reparadora que contrates, cada una tiene sus propios convenios.

Entonces, tú ahorras tu cuota mes con mes. La reparadora se cobra de ahí su cuota. Cuando aparecen los cobradores, simplemente les ofrecen la cantidad que tienes ahorrada (menos su comisión por éxito como pago total. Si aceptan, se liquida la deuda. De lo contrario no se paga, sigues ahorrando y al siguiente mes vuelven a hacer lo mismo, hasta que los cobradores lo acepten.

¿Cuánto te cuesta usar una reparadora de crédito? ¿Son caros sus servicios? La respuesta la encontrarás en la siguiente entrega.

Suscríbete a https://PlaneaTusFinanzas.com y obtén de manera gratuita el mini-curso Los Seis Pasos para Alcanzar tu Libertad Financiera .

Twitter: @planea_finanzas