El ahorro voluntario es aquel que un trabajador hace, además de las contribuciones obligatorias en el Sistema de Ahorro para el Retiro.

¿Por qué debería hacer aportaciones voluntarias a mi cuenta individual?

En México, el ahorro para el retiro crece con las aportaciones tripartitas del trabajador, el empleador y el gobierno, que suman 6.5% del salario base de cotización más la cuota social. Sin embargo, somos de los países que tienen una de las tasas más bajas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), donde las aportaciones promedio de los países miembro rondan 12% del ingreso del trabajador.

A estas bajas tasas de contribución para la pensión debemos agregar el alto nivel de informalidad del país. De acuerdo con cifras del Inegi, al tercer trimestre del 2015, la informalidad laboral alcanza 57.8%, por lo que casi seis de cada 10 mexicanos que trabajan no aportan a su ahorro para el retiro.

El ahorro voluntario es una forma en que cualquier trabajador, formal o informal, puede mejorar la expectativa de pensión, puesto que aumentar el ritmo de sus contribuciones a su cuenta individual también crecerá más por el efecto de capitalización que resulta de la inversión en las siefores.

Además, dependiendo de la modalidad en que realice sus aportaciones adicionales, podrá retirarlas en caso de requerirlas, o puede usar la modalidad de retiro de largo plazo para mantener sus aportaciones hasta el retiro y recibir con ello un beneficio fiscal.

¿De qué forma puedo realizar aportaciones voluntarias?

Las afores y la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) trabajan para ampliar los canales para que sea más sencillo realizar aportaciones voluntarias. Actualmente existen los siguientes:

  1. Descuentos directos de una tarjeta de débito. Puedes realizar aportaciones con montos a partir de 100 pesos, que se descuentan automáticamente de la cuenta bancaria señalada y con la periodicidad que el trabajador decida. El registro se realiza en el portal www.e-sar.com.mx.
  2. Depósitos electrónicos. Las afores implementan la modalidad de transferencias electrónicas vía depósitos SPEI. Consulta la página de la afore que administra la cuenta individual para obtener más información.
  3. Depósitos en ventanilla. En cualquier sucursal de la afore se pueden realizar depósitos directos, no hay montos mínimos de aportación.
  4. Tiendas de conveniencia. A partir de 50 pesos en más de 3,600 puntos, es necesario presentar la CURP. Se pedirá comprobación de nombre y afore para realizar el depósito y se entrega un recibo de la operación.

Para obtener mayor información sobre el sistema de pensiones, visite la página de Internet: www.amafore.org.