Actualmente el Fovissste mantiene una demanda contra 16 intermediarios financieros que participaron en la originación de créditos en demasía en 2008 y 2009, informó Manuel Pérez Cárdenas, vocal ejecutivo del Fondo de Vivienda de los trabajadores al servicio del Estado.

Las demandas se realizaron principalmente a Sofomes y Sofomes, algunas de ellas que ya dejaron de operar y con otras se renovó la relación.

Lo anterior se derivó porque la dependencia gubernamental donde el trabajador laboraba emitió un comprobante de ingresos que alteraba el sueldo de la persona y los intermediarios financieros no analizaban los datos financieros de los solicitantes del crédito.

Unas de las entidades que participaron en la entrega de estos préstamos originaron cantidades importantes, entonces la determinación del vocal ejecutivo en su momento fue terminar relación con al menos 80% de los intermediarios, porque se debía continuar originando créditos , detalló Ernesto Ampudia Mello, director de asuntos jurídicos del Fovissste.

De acuerdo con datos históricos, Su Casita y Condesa Financiera fueron algunos de los intermediarios financieros que se demandaron por la aprobación de los créditos en exceso.

El tratamiento de responsabilidad que se dio fue más en función del número de créditos que cada uno originó, de tal manera que existen algunos intermediaros que continúan operando con el fondo de vivienda , resaltó Ampudio Mello.

Aproximadamente hace cuatro años fue cuando 4,846 personas recibieron un crédito en demasía, es decir más de lo equivalente a lo que por su salario correspondía, sin embargo se detectaron tiempo después.

El año pasado, el fondo de vivienda lanzó el primer programa de recuperación de los créditos otorgados en exceso, de julio de 2011 a enero de este año, promovió el perdón legal a las personas que liquidarán el monto en exceso del financiamiento.

En este tiempo sólo 1,332 trabajadores pagaron su deuda, para el resto de los trabajadores se lanzó un nuevo esquema de pago.

El programa de pago consiste en modificar el contrato original del crédito, donde se agregan los recursos en exceso que el trabajador recibió y se realizan descuentos de 30% del salario de éste para que alcancé a pagar en un periodo de 25 años, sin embargo si la tabla de amortización arroja que el saldo no se cubrirá esa forma, la persona tendrá que hacer pagos semestrales.

En reunión con medios de comunicación, el vocal ejecutivo del Fovissste aseguró que la incidencia en créditos en demasía se terminó.