Es quincena, fecha en la que recibe el dinero por el que trabajó para cubrir sus necesidades y las de su familia. Sin embargo, si usted recibe ese dinero en el clásico sobre amarillo, corre un riesgo enorme, ya que el hampa está atenta a cualquier distracción para poder arrebatárselo y que la remuneración a su esfuerzo quede en las manos equivocadas. Para poder mitigar este peligro existen las cuentas de nómina.

Las cuentas de nómina bancarias son un producto de inclusión financiera primario, ya que para muchas personas son el primer acercamiento con los servicios del sector financiero formal, por lo que es importante que las autoridades definan una estrategia para fomentar el ahorro a través de este tipo de servicios, consideró un estudio realizado por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Alejandro Vázquez, analista de la CNBV, indicó que al analizar si la cuenta de nómina tiene un fin de ahorro o se usa solamente para hacer transacciones, se encontró que sólo 15% de los adultos realizó un depósito en su cuenta en el último año, por lo que se puede decir que este producto es poco utilizado con fines de ahorro y posiblemente su uso sea más transaccional.

Por ejemplo, en el caso del Banorte, paga intereses con este tipo de cuentas a partir de 5,000 pesos de saldo promedio, de acuerdo con el monto ahorrado que en promedio es de 2.5% anual, además de que da acceso a fondos de inversión del mismo banco, a partir de 1,000 pesos.

Si su empresa le paga vía cuenta de nómina, tiene los beneficios no sólo de retirar dinero del cajero sin comisiones o de algunas tiendas comerciales, sino que también puede realizar pagos o traspasos a otras cuentas a través de Internet, por un costo anual.

Asimismo, algunos bancos ofrecen el servicio de banca móvil, el cual permite realizar transacciones de pagos y consulta de saldos a través de un teléfono celular inteligente.

Al ser el producto más utilizado por la población, puede ser considerado como puerta de entrada al sistema financiero, por lo que es importante revisar hacia donde se quiere canalizar su uso, hacia el ahorro o para realizar transacciones. Dadas sus características, libre de comisiones y promovido por las empresas, fomentar el ahorro en esta cuenta pudiera resultar atractivo para los usuarios de este producto y para la economía en general , aseguró el especialista.

Panorama actual

A septiembre del 2013, existían más de 28 millones de cuentas de nómina en el sector bancario, con un saldo total de poco más de 200,000 millones de pesos, donde BBVA Bancomer y Banorte son los dos principales participantes del sector, con 34 y 29% del mercado, respectivamente.

En el estudio se encontró que en el 2013, el saldo total de las cuentas de nómina ha crecido a mayor velocidad que el número de cuentas activas en este segmento, con una tasa de 38% anual en términos reales, mientras que el saldo promedio muestra un incremento considerable de 15.5% en términos reales.

El indicador de inclusión financiera del número de cuentas por cada 1,000 adultos también ha mostrado un crecimiento en los últimos meses, llegando a 338, a pesar de que por varios meses se había mantenido estable entre 280 y 300 cuentas por cada 1,000 adultos , explicó Vázquez en el documento.

Asimismo, un resultado importante del estudio fue ver la relación del uso de la cuenta de nómina con el mercado laboral formal, donde se observó, por un lado, que más de 61% de los trabajadores formales tiene una cuenta de nómina y, por otro, que hay todavía oportunidad para un mayor crecimiento en el uso de este producto.

Se encontró que 20% del total de las cuentas de nómina pertenece a personas que no tienen un trabajo en el sector formal de la economía, lo que, de acuerdo con el especialista de la CNBV, se explica porque las personas si bien en el pasado tuvieron un empleo formal, actualmente no lo tienen, pero siguen conservando su cuenta.

Inflación EU

[email protected]