Es cierto que los posgrados y el nivel de idiomas y su porcentaje son un diferenciador para que usted logre encontrar el trabajo que busca u obtenga el crecimiento deseado.

Ante dos buenos postulantes, los empleadores muchas veces se inclinan por el que está más preparado. Es un valor agregado que lo hace más atractivo pero no es lo único que se considera para que usted logre ser contratado , manifestó Elisa Fernández, gerente regional de desarrollo organizacional de Manpower Group.

Destacó que lo anterior se debe a que si bien los reclutadores tienden a inclinarse por un postulante que tiene un nivel de estudios superior al que sólo termino su licenciatura, lo mismo pasa con las personas que sólo se han dedicado a estudiar y no han registrado ninguna experiencia laboral.

De acuerdo con la especialista en reclutamiento, un error que comúnmente cometen las personas que tienen interés de seguir con su educación continua sobre todo en los recién egresados de la licenciatura es que al haber terminado ésta se meten a una maestría, luego a otra y luego hasta a un doctorado; todo esto, por cuestiones de tiempo, sin trabajar paralelamente.

Informó que existen personas con licenciaturas, diplomados, maestrías y doctorados, pero sin la mínima experiencia profesional; motivo por el cual les cuesta mucho trabajo encontrar un trabajo.

Es importante que la gente tenga un balance entre credenciales académicas y experiencia profesional; pues las primeras de nada sirven si no tienen una experiencia profesional sólida que las respalde , expuso.

Añadió que para posicionarse en un buen puesto de trabajo es básica primero la experiencia profesional. La educación extra es un plus que le brinda la ventaja ante posibles contrincantes a la hora de pedir empleo, pero no es un todo.