Las tarjetas de crédito oro o platino son segmentos dentro de los plásticos premium que comúnmente están asociados a gente con un alto poder adquisitivo; sin embargo, no basta con tener buenos ingresos, ya que el historial crediticio sigue siendo prioritario para hacerse de una de estas tarjetas, codiciadas fundamentalmente por sus programas de recompensas.

La gran diferencia entre una tarjeta premium y las demás son las recompensas, por lo que si tiene un producto de este tipo y no le está sacando provecho a sus beneficios es dinero tirado a la basura , advierte Freddy Domínguez, director general de ComparaGuru.com.

En el mundo de las tarjetas, añade, existen cuatro segmentos de tarjetas: las de entrada, las básicas, clásicas y las premium, segmento que a su vez aglomera a tarjetas del tipo oro, platino y algunas a las que se puede acceder sólo mediante una invitación por parte del banco.

Anualidad alta... con beneficios redituables

Este tipo de plásticos usualmente es selectivo por dos razones: el ingreso y el historial crediticio. Este último rubro, explica Domínguez, es de hecho la principal razón por la que mucha gente no puede tener una tarjeta de crédito, ya sea porque tienen malos antecedentes con sus pagos, o simplemente no disponen de un historial.

Sin embargo, si usted cumple con ambos requisitos puede acceder a estos plásticos que, dependiendo de sus hábitos de consumo, llegan a ser sumamente redituables dado que en un corto periodo de uso de la tarjeta, se pueden justificar los costos de anualidad que tiene asociados, que para este segmento pueden alcanzar los 800 dólares.

Los programas de recompensa de este tipo de tarjetas comúnmente benefician a personas que viajan con frecuencia, ya que las preferencias en aerolíneas y hoteles de los poseedores de un plástico de este tipo son muy importantes, por lo que si no frecuenta estos sitios es un beneficio que se queda sin aprovechar.

Por ello, el directivo de ComparaGuru.com indica que estos plásticos son convenientes sólo para personas cuyo gasto mensual tenga como un rubro importante el tema de los viajes, ya que ahí se presentan los mayores beneficios para su bolsillo, aunque existen algunas que tienen convenios con otro tipo de empresas.

Menos comisiones para gente con menor riesgo

A pesar de contar con altos precios por anualidad, las tarjetas premium tienen las tasas de interés más competitivas del mercado, dado que están dirigidas a usuarios que, al tener altos ingresos, tienen un menor riesgo asociado en cuanto a sus pagos, detalla Domínguez.

El precio de la tasa de interés en México siempre va asociado al nivel de riesgo (...) Por ello, los intereses son más bajos para los usuarios de estas tarjetas, puesto que cuentan con mayores ingresos; esto casi siempre va de la mano , añade.

En este sentido, la tasa efectiva de promedio ponderada de las tarjetas oro osciló entre 18.6 y 36.8%, mientras que los plásticos platino registraron un rango entre 13.5 y 23% en diciembre del 2014, según información del Banco de México.

Aunque se asocie a estas tarjetas con gente con ingresos muy altos, existen opciones que piden ingresos mínimos desde 10,000 pesos, por lo que puede haber un plástico premium para sus hábitos de consumo.

[email protected]

undefined