(segunda y última parte)

En la primera parte de este artículo hablamos sobre qué es el Forex y dimos una idea general de cómo se pueden obtener grandes rendimientos, pero también grandes pérdidas, lo que nos da una idea del riesgo en el que se incurre.

También mencionamos que es un mercado no regulado por las autoridades y que, así como hay operadores serios y profesionales, también hay una serie de empresas fantasmas (que no existen) de las cuales nos tenemos que cuidar en serio.

Por lo general, además de abrir una cuenta con un operador Forex, se tiene que abrir una cuenta con un banco internacional debidamente establecido. Los brokers serios trabajan de esta manera.

Todos nuestros depósitos y retiros se hacen a través de ese banco - al operador Forex o al brokers nunca se le debe dar dinero de manera directa, ni mucho menos depositar en cuentas de ellos.

El operador es sólo un intermediario: le damos una carta que le permite manejar nuestra cuenta para efectuar las órdenes de compra-venta de divisas. Pero no puede efectuar retiros ni tener acceso a nuestro capital por ningún motivo. Las comisiones que obtiene se las paga el banco internacional.

Esto nos plantea otro concepto importante: debemos saber qué tipo de discrecionalidad le damos a nuestro operador. Esto es: si confiamos en él plenamente y dejaremos que haga todas nuestras operaciones o bien, si preferimos limitarlo a que no pueda operar sin nuestro consentimiento expreso.

Ahora bien: existen ya muchos brokers on line para Forex donde uno puede hacer ya todas sus operaciones.

Ellos, al ser plataformas electrónicas, no ofrecen ningún tipo de asesoría, aunque por lo general brindan acceso a herramientas sofisticadas de análisis y a una información relativamente amplia.

Pero para operar a través de ellos, realmente hay que saber utilizarlas y hacerlo con disciplina.

Lo que se hace en Forex es un day trading - (operaciones rápidas), es decir: por lo general no quedan abiertas más de un día. Son operaciones altamente especulativas y apalancadas. Las herramientas que se utilizan normalmente son de análisis técnico que dependen mucho de la capacidad interpretativa de cada quien y que deben ser aplicadas con disciplina férrea.

En lo personal, yo creo que existen herramientas valiosas de análisis técnico que funcionan de manera relativa, pero no creo mucho en que éstas realmente sean óptimas para el day trading.

Está comprobado que gran parte de los movimientos intradía en las cotizaciones financieras responde a patrones aleatorios, por lo cual gran parte de esto es cuestión de suerte.

Es muy fácil tener operaciones ganadoras y perdedoras. En ocasiones, la clave está en actuar con disciplina: saber limitar pérdidas y maximizar ganancias y esto no es sencillo.

TRAMPAS TECNOLÓGICAS

Ahora bien, últimamente hemos visto que por medio de Internet se ofrecen algunas plataformas de trading vía robots, con algoritmos avanzados que han generado rendimientos espectaculares.

Es decir: casi nos dicen que estos robots nunca se equivocan: son más inteligentes que el hombre, lo cual es totalmente falso.

De lo contrario, todo el mundo operaría con estos robots y todas las personas tendrían estos rendimientos espectaculares siempre.

Esto significa que habría muchas más operaciones ganadoras que perdedoras. Pensemos por un momento: ¿realmente esto tiene sentido? La verdad es que no.

Hay demasiada información y muchas promesas vacías, las que se generan dentro del mercado Forex.

Por esos es necesario saber distinguir lo que es cierto del ruido informativo y de las promesas huecas y vacías.

Yo no tengo nada contra especular, pero uno debe saber los riesgos que corre y buscar minimizarlos.

Si uno, después de encontrar a un broker o a una plataforma seria, quiere invertir en este mercado, adelante, pero que sea dinero que en un caso extremo no vayamos a extrañar si lo perdemos (es decir, que sea un verdadero excedente de nuestro patrimonio: dinero que uno esté dispuesto a perder).

Te invito a que me envíes tus preguntas, dudas y comentarios a través de mi página en Internet: www.planeatusfinanzas.com