La tecnología llegó para facilitar procesos cotidianos sin tener que salir de casa o de la oficina, y solamente con acceder desde el celular o computadora.

Estos avances los podemos ver día a día en diferentes sectores, uno de ellos, el financiero, en donde gracias a esta eficiencia y rapidez, ahora se puede abrir una cuenta bancaria en cuestión de minutos.

Las cuentas bancarias digitales, de acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), son aquellas que se contratan y operan en línea, ya sea a través de una plataforma web o desde un dispositivo inteligente.

Este tipo de producto financiero no sólo lo ofrecen los bancos, sino también empresas de tecnología financiera (fintech) como Albo, Weex o Broxel.

Al ser contratadas de manera virtual, por lo general, no se cobran comisiones por apertura o manejo de cuenta; sin embargo, este tipo de productos, dependiendo de la institución en donde se contrate, puede representar un costo extra para la disposición de efectivo o depósito en cuenta, lo que puede ser una desventaja para el usuario.

¿Cómo funcionan?

Irene Flores, editora de contenido de la comparadora de servicios financieros Coru.com, explicó que este tipo de cuentas funciona como una cuenta de ahorro tradicional que ofrecen las instituciones bancarias.

Detalló que su función es guardar el dinero de cliente y que pueda hacer operaciones o consultar su saldo en cualquier momento del día a través de su celular o computadora.

Destacó que uno de los principales diferenciadores es que los requisitos para abrirla son muy sencillos, solamente se pide una identificación escaneada, un correo electrónico o un número telefónico para contactar al cliente.

Por lo general, este tipo de cuentas son nivel 2, es decir, que la suma de los abonos que realice en un mes no podrá exceder el equivalente a 3,000 Udis, o sea, 18,838.76 pesos.

“El proceso para abrirlas se hace en línea y es mucho más fácil y rápido”, aseguró.

La especialista indicó que en caso de solicitarlo, los bancos o empresas fintech pueden enviarle al cliente un plástico sin costo alguno a su domicilio.

“Con esto, el usuario no sólo tiene la aplicación en su celular, también cuenta con una tarjeta que le llega a su domicilio, que funciona como tarjeta de débito y puede ir a retirar efectivo o pagar”, agregó.

Joel Cortés, director de la plataforma digital especializada en medios de pago Kardmatch, indicó que este tipo de productos también puede ser aprovechado por personas que se dedican al mercado informal, al ser un producto simple y sencillo para manejar su dinero.

Indicó que la forma para aperturar este tipo de cuentas es muy simplificada, ya que en ocasiones no se requiere comprobante de ingresos o una investigación sobre el origen de los recursos.

Una de las características de estas plataformas radica en que van dirigidas a generaciones más recientes, tal es el caso de los millennials, quienes al crecer durante el desarrollo de las nuevas tecnologías, adoptaron a éstas como parte de su estilo de vida, lo que trae como beneficio el fácil uso de estas herramientas.

Costos extra

Sin embargo, una de las desventajas de este producto es que si se solicita a una empresa fintech y desea hacer retiro de efectivo o un depósito, deberá pagar comisiones por ello, ya que estas plataformas no cuentan con sucursales como las instituciones bancarias.

La editora de Coru.com indicó que en caso de requerir algún tipo movimiento como retiro de efectivo o depósitos, tendrá que acudir  a un banco o tiendas de conveniencia para realizar dichas operaciones.

Señaló que otro inconveniente es que las cuentas digitales no se recomiendan a clientes que requieren hacer transacciones arriba de 18,000 pesos, monto límite establecido por las autoridades financieras para este tipo de productos.

Cortés recomendó que si el usuario está interesado en una cuenta bancaria digital, lo mejor es que lo haga con una institución bancaria, esto con el fin de evitar el pago de comisiones en el uso de la infraestructura de su red de cajeros.