Tener una tarjeta de crédito, un préstamo, seguro o cualquier otro producto financiero, implica diversas obligaciones, una de ellas, es cumplir con los pagos correspondientes.

No pagar en el plazo estipulado que ponen los bancos o entidades le acarreará afectaciones a futuro en su historial y score crediticio.

Amanda Salinas, vocera de la reparadora de deuda, Resuelve Tu Deuda, recordó que cada vez que se apertura cualquier tipo de producto financiero, éste es reportado a las Sociedades de Información Crediticia (SIC), como son el  Buró y Círculo de Crédito.

Explicó que desde el primer mes de haber contratado cualquier producto financiero, la entidad financiera reporta su comportamiento dando inicio a la creación del historial crediticio de cada cliente.

Señaló que, si en algún momento el cliente deja de pagar y se presenta un atraso, el adeudo inmediatamente se reflejará en su historial.

La vocera detalló que esta herramienta contiene tres rangos de calificación: si la cuenta está al corriente, aparecerá con un distintivo verde; si tiene un atraso entre uno y 89 días aparecerá con un signo de exclamación de alerta, lo que podrá significar que el usuario no pagó a tiempo, o que la entidad no actualizó el pago del crédito.

En cambio, si el cliente tiene un atraso mayor a 90 días, esta falta aparece en el reporte como un tache en color rojo que significa un atraso importante.

A decir de la especialista, la entidad financiera no debe tardar más de 30 días en actualizar cualquier tipo de información relacionada con algún tipo de crédito, por ello recomendó a los usuarios consultar su reporte crediticio al menos una vez al año.

Indicó que si el cliente también revisa constantemente su Buró de Crédito, puede resultar contraproducente porque afecta su score crediticio.

Salinas destacó que la mayoría de los usuarios considera que sólo aparece en Buró de Crédito cuando deja de pagar algún préstamo o tienen algún atraso, lo cual es erróneo, ya que desde el momento que inician su vida crediticia se comienza a generar su reporte de historial de pagos.

Cuide su score

La especialista abundó que para calificar el comportamiento de pago de los usuarios existe el score crediticio, el cual es una calificación que las SIC construyen para asignar una puntuación, la cual es tomada en cuenta por las entidades financieras para saber si el cliente es sujeto de crédito o no.

Entre los factores que se consideran para calificar al usuario se encuentran los créditos solicitados: las cuentas activas que tenga; si tiene atrasos o es un buen pagador; la capacidad de pago de cada usuario y si tiene quitas o reestructura de algún préstamo.

Salinas recomendó que para tener un buen historial es importante pagar a tiempo los créditos que se tengan y analizar la capacidad de pago antes de solicitar otro préstamo.

Precisó que si el usuario ya cayó en impago, deberá trazar una ruta o un plan para organizar sus ingresos para ponerse al corriente con sus deudas.

“Una vez que el cliente se ponga al corriente y pague en tiempo y forma, aunque aparezcan anotaciones en su historial crediticio, éstas se borrarán y aumentará su score”, indicó.

Por contingencia, historial no se afectará.

Debido a la contingencia sanitaria, diferentes instituciones financieras ofrecieron prórrogas para el pago de créditos, en este sentido, su historial no se verá afectado ni bajará la calificación crediticia, informó Wolfgang Erdhart, vocero de Buró de Crédito.

Puntualizó que durante esta coyuntura, el reporte se afectará si el cliente incumple con sus pagos y no notifica al banco sobre su situación económica, por lo que sugirió acceder a los apoyos que se ofrecen.

[email protected]