La Ciudad de México es una de las mega-ciudades más grandes del mundo. Y el sector inmobiliario lo sabe. El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, dijo en la primera Cumbre de Financiamiento a la Vivienda que la capital existe una demanda de entre 70,000 a 120,000 viviendas anuales.

En julio de este año, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reveló que el sector vivienda contribuye al 5.7% del Producto Interno Bruto del país, al alcanzar un nivel de 935, 240 millones de pesos.

Estas cifras, explican el crecimiento que tiene el sector en la Ciudad de México. Según datos de Inegi un tercio de las viviendas en el 2010 eran departamentos (32.35%) y, en algunas de sus delegaciones, la mayoría de hogares son departamentos, como en Cuauhtémoc (80.8%) o Benito Juárez (71.6%).

La Ciudad de México no sólo se conforma con ser la metrópoli más importante del país, sino que también es un referente en el panorama socioeconómico latinoamericano, lo que la coloca como una de las principales ciudades del mundo. En los últimos años, la apuesta ha sido las construcciones verticales, que han desplazado a las industriales o residenciales aún presentes en algunas zonas de la ciudad, pero en otras ha cambiado su paisaje arquitectónico con edificios de departamentos y oficinas.

¿Comprar o rentar? Es la pregunta a la que se enfrentan diariamente las personas que buscan un lugar en donde vivir. Según el sitio web inmobiliario, Lamudi, el 47.32% de las búsquedas en su sitio es por alguna propiedad en la Ciudad de México, ya sea renta, compra o de locales comerciales.

La Ciudad de México tiene diferentes opciones dependiendo de la zona en la que se deseé comprar o rentar alguna propiedad. Según los datos de Lamudi, si se destina sólo el 30% del ingreso mensual en la renta o el pago de alguna hipoteca, para vivir en la capital la renta promedio es de 15,831 pesos mensuales, para una superficie promedio de 108 m2, para lo que se tendría que tener un ingreso mensual de 52,770 pesos.

Entre las zonas más caras de la Ciudad de México se ubican colonias como Polanco y Santa Fe, que tienen precios de renta un 167% y 198% más altos que el promedio del Distrito Federal, por lo que se necesitaría un ingreso neto mensual de $140,916 y de $158,796 respectivamente.

De las colonias con mayor demanda de vivienda para renta en la Ciudad de México, las cinco más buscadas son Santa Fe, con un costo promedio de 47,639 pesos; Polanco, con un costo promedio 42,275 pesos; Bosques de la Lomas, con un costo promedio de 39,535 pesos; Lomas de Chapultepec, con un costo promedio de 37,184 pesos; y la colonia Cuauhtémoc, con un costo promedio 31,780 pesos. De la lista de las colonias más demandas, las cinco que más baratas son la Nueva Santa María, con un costo promedio de 11,367; Escandón, con un costo promedio de 10,983; Portales, con un costo promedio de 9,125 pesos; Coapa, con un costo promedio de 9,000 pesos; y la colonia Jardín Balbuena con un costo promedio de 6,250 pesos.

En el Reporte del Mercado Inmobiliario del portal inmobiliario, Properati México, se difundió un promedio del precio por metro cuadrado en cada delegación de la Ciudad de México, a noviembre de este año. El reporte revela que el 73% de las operaciones fueron para la compra de algún inmueble y el 26 % fue para rentar. El 1% restante fue para algún tipo de renta vacacional. Lo que más se ofrece en la capital son departamentos con un 60% de la demanda, mientras que las casas representan el 24%. El porcentaje restante se divide entre oficinas (6%), terrenos (3%), locales comerciales (3%), edificios (2%) y otros (2%).

Las cinco delegaciones en donde el metro cuadrado es más caros, son: Miguel Hidalgo, Cuajimalpa, Benito Juárez, Álvaro Obregón y Cuauhtémoc. Las cinco delegaciones donde son más baratos son: Milpa Alta, Tláhuac, Iztapalapa, Venustiano Carranza y Gustavo A. Madero.

La Ciudad de México tiene diferentes opciones dependiendo de la zona en la que se deseé comprar o rentar alguna propiedad. Ver infografía.