Las cuentas de ahorro básicas son uno de los productos bancarios más fáciles de obtener y, en la mayoría de los casos, sin costo para el usuario. Este tipo de cuentas permite guardar el dinero en un banco de forma segura, sin riesgos ni comisiones y con acceso a una tarjeta de débito.

En México, sólo 47% de la población adulta tiene una cuenta de débito para administrar sus ahorros y gastos corrientes, según la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) del 2018. Para el 2024, se espera bancarizar a 30 millones más de mexicanos, de acuerdo con el plan del gobierno federal junto con la Asociación de Bancos de México y el Banco de México.

“Tener una cuenta de ahorro básica es muy recomendable para cuidar tu dinero, además abre otras oportunidades para acceder a más servicios, como pagos en línea o solicitar préstamos por Internet, ya que por lo general te piden un número de cuenta para depositarte el dinero”, explicó en un comunicado Sebastián Medrano, director de Coru.

“Este tipo de cuentas también sirve como comprobante de ingresos o si viajas a otro país, ya que por lo general tienen alianza con Visa o Mastercard. Además, al tener tu dinero respaldado por el banco y no en casa, evitas el riesgo de perderlo o gastarlo”, añadió.

Existen al menos 36 cuentas de ahorro básicas, de acuerdo con el Catálogo de Productos Financieros de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

De acuerdo con Coru, la documentación que debe presentar al momento de abrir una cuenta de ahorro es una identificación oficial, comprobante de domicilio y llenar una solicitud en el banco de su preferencia. Algunas cuentas requieren un saldo promedio mínimo (SPM).

Al respecto, Coru señaló que, a pesar de que las cuentas son gratuitas, los bancos son libres de establecer o no el SPM, y si es el caso, aplicar el cobro de alguna comisión o penalización por incumplir el contrato.

Física o digital

De acuerdo con la comparadora, existe la posibilidad de que abra una cuenta por medio de dos canales: físico o digital. En el caso de acudir a una sucursal, por ley, todas las entidades bancarias deben ofrecer cuentas de ahorro básicas, asociadas a una tarjeta de débito, que se solicitan y entregan en la sucursal física que cada cliente elija.

Por otro lado, si lo hace por vía Internet, en México al menos tres bancos (BBVA Bancomer, Santander y Banco Azteca) ofrecen la opción de contratar una cuenta de ahorro desde un teléfono móvil. Además de los requisitos básicos, se debe tener una cuenta de correo electrónico y un celular con Internet.

Servicios gratuitos

Coru destacó en su comunicado que tener una cuenta de ahorro básica trae consigo beneficios independientemente del banco donde la tramite. Los servicios gratuitos asociados a las cuentas de ahorro básicas incluyen la apertura de la cuenta; entrega de una tarjeta de débito física o digital; reposición del plástico en caso de robo, extravío o desgaste; aceptación de depósitos a la cuenta; retiros en ventanillas y en cajeros del banco que la administra; aceptación de pagos y domiciliación de servicios afiliados; consultas de saldo en ventanillas y cajeros del banco donde la solicitó así como cerrar la cuenta, si así lo dispone.