A pesar de que en México un mayor número de mujeres se integra a la fuerza trabajadora en empleos formales, los datos arrojados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), los cuales indican que 96.3% de las mujeres económicamente activas participa en la producción de bienes y servicios, aún se enfrentan a grandes desventajas laborales respecto a los hombres.

Ante esto, la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (Amech) explicó la importancia de que las madres y mujeres trabajadoras conozcan sus derechos laborales.

Todas las mujeres tienen derecho a la igualdad. No se hará distinción por motivo de sexo, raza, edad, religión, doctrina política o condición social. Mujeres y hombres somos iguales ante la ley, así lo marca el artículo 164 de la Ley Federal del Trabajo , indicó la firma.

Asimismo, recordó que las mujeres disfrutan de los mismos derechos y tienen las mismas obligaciones que los hombres como tener derecho a una jornada laboral sin explotación, recibir un salario justo, aguinaldo anual y capacitación. En caso de que la empresa tenga utilidades, tienen derecho a recibir parte de éstas y descansos en la jornada laboral.

Uno de los puntos más importantes de los derechos laborales de las madres trabajadoras es contar con servicios de salud, es por eso que debe ser inscrita en el IMSS o en el ISSSTE, según corresponda, para recibir atención médica oportuna, medicamentos, servicio hospitalario para ella, sus padres y sus hijos , explicó la firma

La Amech enfatizó la importancia de conocer los derechos de las mujeres cuando estén en periodo de embarazo.

Entre los principales derechos se estipula que la futura madre no realizará trabajos que exijan esfuerzos considerables y signifiquen un peligro para su salud en relación con el bebé.

Así como la obtención de un descanso de seis semanas anteriores y seis posteriores al parto. Esto a solicitud expresa de la trabajadora o previa autorización escrita del médico.