Antes de contratar un crédito es importante que tome en cuenta diversas consideraciones, por ejemplo, si alguna empresa le solicita un anticipo para otorgarle un financiamiento, tenga cuidado, es posible que se trate de un fraude.

En este sentido, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) advirtió sobre la suplantación de 15 instituciones financieras, las cuales se encuentran debidamente registradas.

El modus operandi de los defraudadores consiste en que una persona contacta al “cliente” vía telefónica o por redes sociales ofreciéndoles créditos inmediatos, con pocos requisitos y con mensualidades de montos pequeños para hacerlos atractivos y utilizan información como razón social, direcciones, teléfonos e imagen corporativa de las entidades financieras debidamente autorizadas y registradas, para hacerse pasar por ellas.

finanzas.personales@eleconomista.mx