Ya compró sus boletos para el concierto o la obra de teatro que con ansias espera ver y, ¡oh sorpresa!, el artista que esperaba ver no llegó, se enfermó o canceló a la mera hora. ¿Qué pasa con la inversión que hizo en sus boletos? ¿Es dinero perdido? Entérese de qué es lo que procede en estos casos.

De acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), de los diferentes espectáculos públicos que se realizan en nuestro país, los musicales ocupan el segundo lugar en número de asistentes, sólo atrás de los deportivos, y si compara el costo de un boleto ahora contra lo que costaba hace algunos años, se impactaría con la diferencia de precios.

Por lo anterior, Igal Rubinstein, socio director de Seguros S, explicó que asegurar que usted vea el espectáculo por el que pagó es un tema de protección al consumidor por parte de las empresas que organizan los eventos.

Cuando suceden estos tipo de cancelaciones, el consumidor tiene derecho a obtener un rembolso , afirmó.

Aseguró que el riesgo contractual no es del artista con el espectador, sino del consumidor con el empresario que organiza un evento.

Sin embargo, debe tomar en cuenta que no se le devolverá toda su inversión, ya que una parte fue por costos de transacción o envío, por lo que dicha cantidad pertenece a la empresa.

Ticketmaster explicó que cuando los eventos que dicha empresa realiza son cancelados, el dinero le será rembolsado, pero el procedimiento para obtenerlo depende de cómo haya adquirido sus boletos.

Si compró sus boletos por medio del centro telefónico o por Internet, se rembolsan en automático a la tarjeta de crédito o débito que utilizó al adquirirlos. Los rembolsos se verán reflejados 36 horas posteriores a la fecha que haya autorizado el promotor para el rembolso.

Si compró en un centro Ticketmaster o taquilla, debe acudir el titular de la tarjeta al lugar donde compró presentando los boletos a rembolsar, así como la tarjeta de crédito o débito con la que los compró (si fue en efectivo no será necesario), y en ese momento se le aplicará el rembolso.

Por otro lado, el socio director de Seguros S explicó que en términos de seguros hay situaciones en que puede proteger su inversión no sólo por si el evento no logra realizarse, sino también si por algún motivo no puede acudir al evento. Esto cubre el riesgo de la personas y no del organizador .

Esta póliza puede ser adquirida por medio de la tarjeta bancaria con la que paga el evento (sólo si ésta la ofrece) o también la puede vender el organizador del evento, pues algunas empresas organizadoras ofrecen esta cobertura como una compra adicional.

Es una cobertura que protege al espectador, considerada sólo si no asiste por causa de fuerza mayor como el desempleo, fallecimiento o accidentes en camino al evento; el producto varía, pues también tienen sus restricciones , aseguro Rubinstein.

Ticketmaster ofrece Event Ticket Protector, una garantía por si no puede asistir al evento por alguna razón, tal como enfermedad y accidentes viales, entre otros, y le ofrece un rembolso de 100% de sus boletos que haya adquirido en una sola transacción incluyendo impuestos, cargos por servicios y gastos de envío hasta por un monto de 10,000 pesos por cada boleto.

A la hora de adquirir su boleto debe fijarse si puede comprar esta protección.

Para hacerlo, debe seleccionar la casilla aceptando que se haga el cargo al total de su compra. Si usted ya compró sus boletos y no sabía de esta garantía, no se preocupe, aún la puede adquirir si su compra tiene menos de 14 días naturales a partir de la adquisición del boleto del evento.

Superboletos también ofrece esta garantía con su programa No Show, el cual también rembolsa el total de los boletos que haya adquirido, incluyendo impuestos y gastos de envío hasta por un monto de 10,000 pesos en caso de que haya adquirido este seguro al mismo tiempo en que adquirió sus boletos en el sitio de venta. Su cobertura comienza el día en que se recibe el pedido por Internet (electrónico), siempre y cuando se pague toda la prima correspondiente, y termina cuando se lleve a cabo el evento y haya usado el boleto o cuando haya presentado una reclamación, lo que suceda primero, y cuando se ha usado el último boleto.

Estar enterado y conocer los detalles por si su concierto se llega a cancelar o por si le es imposible llegar a él, es buscar garantizar un poco la inversión luego de que los conciertos son cada vez más caros.

Por último, cuando tenga sus boletos en mano cuídelos, pues recuerde que una vez que son entregados, la responsabilidad de su cuidado recae en usted y las empresas muchas veces no realizan reposición de sus boletos si éstos han sido perdidos, robados o dañados.

La protección de su inversión

En un acto de protección al consumidor, los organizadores de eventos tienen una responsabilidad con sus clientes. Con el fin de que el dinero pagado por los boletos no termine tirado a la basura, es importante que considere:

  • Asegúrese de que está comprando sus boletos con un organizador serio y que le ofrece garantías.
  • Cuando reciba sus boletos, guárdelos en un lugar seguro, lejos del calor, humedad o de la luz.
  • De ser posible, utilice la opción de que sus boletos sean entregados por Internet, para tenerlos siempre respaldados y los pueda imprimir cuando quiera y las veces necesarias.
  • La comodidad tiene su precio. Si decide comprar sus entradas por Internet o teléfono, tome en cuenta que le cobrarán una comisión, cosa que no sucede si los adquiere en taquillas.
  • En cuanto se entere de la cancelación del evento para el que tiene boletos, póngase en contacto con el organizador.
  • En caso de que el evento haya sido cancelado y la devolución de su dinero no esté llevándose a cabo, no dude en acudir con las autoridades correspondientes.

[email protected]