Dura nte el 2016, las participaciones federales (Ramo 28) registraron un monto por 693,714.2 millones de pesos, que significó un aumento anual de 7.2%, en términos reales, con relación a los recursos otorgados en el 2015.

En valor monetario, representó un nivel máximo, mientras por ritmo de crecimiento, fue la mayor tasa desde el 2010 (11.8 por ciento).

De las 32 entidades federativas, Zacatecas fue el estado que tuvo el mayor incremento anual real en los recursos que recibe por participaciones, con 13.8%, y un total de 9,609.1 millones de pesos.

Le siguieron Nuevo León (13.3%), con 33,706.7 millones de pesos; Colima (13.0%), con 4,932.3 millones; Coahuila (12.4%), con 16,794.0 millones, y Baja California (12.3%), con 19,901.9 millones.

En contraste, el único estado que tuvo reducciones en los recursos que recibe a través del Ramo 28 fue Campeche, ya que tuvo una disminución anual real de 8.3%, con lo que sólo percibió 7,959.9 millones de pesos.

El estado de Morelos, si bien no tuvo una reducción en sus participaciones, registró un incremento muy bajo de 1.4%, con lo que obtuvo recursos por 9,135.9 millones de pesos; lo mismo sucedió con Sonora, que recibió por 18,659.5 millones de pesos, con apenas un ascenso del 1.7 por ciento.

El analista del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), Kristobal Meléndez, refirió que los mayores niveles de crecimiento de Zacatecas, Nuevo León y Colima en las participaciones federales corresponde a que a lo largo del 2016 mostraron un buen dinamismo económico; explicó que de manera general, la asignación de estos recursos depende 60% de la dinámica de la actividad económica de cada estado y 40% de la recaudación local.

El especialista destacó que tanto Zacatecas como Nuevo León son entidades que siempre ha mostrado buen crecimiento económico en diversos sectores; asimismo, esta segunda entidad es una de las que cuentan con mayor recaudación local, sólo por debajo de la Ciudad de México.

Mencionó que Campeche cayó por la crisis petrolera que existe actualmente, además que en el 2106 es cuando disminuyeron más los precios del petróleo.

Campeche también cae por los fondos de extracción de hidrocarburos y por los ingresos per cápita , recordó.

Mayor peso

Las participaciones federales representan el principal componente del gasto federalizado, en alrededor de 45%, y forman parte del gasto no programable (agregado de erogaciones que no se identifican para su aplicación con el cumplimiento de programas federales específicos); su monto depende de los recursos recaudados, vía impuestos e ingresos petroleros, por lo que indirectamente depende de los niveles de actividad económica y petrolera.

En este sentido, el Estado de México y la Ciudad de México son las entidades que más recursos reciben por participaciones en términos absolutos. En el 2016, la primera obtuvo 88,553.2 millones de pesos y la segunda, 81,453.0 millones de pesos.

Planes de austeridad

Durante el 2016, los recursos que se tenían programados para entregar a los estados y municipios fue mayor en 14,967 millones de pesos, pues en un inicio se tenía contemplado entregarles 678,747 millones de pesos, pero en total recibieron 693,714 millones de pesos.

Jorge Sánchez Tello, economista de la Fundación de Estudios Financieros del ITAM, criticó que a pesar de los planes de austeridad a los que el gobierno federal se comprometió, los gobiernos estatales siguen recibiendo mayores recursos sin que ello garantice que será para mejorar su estructura económica.

Los gobiernos locales no saben gastar, no tienen una estructura clara de cómo se asignan y ejercen los recursos que se les entregan. Cada año se les entrega muchísimo dinero, pero nunca se sabe en qué se gasta o si realmente hubo mayor infraestructura , detalló.

Refirió que, del 2013 al 2017 las participaciones que se entregan a los estados y municipios han crecido de manera significativa, pasando de 535,000 millones de pesos a 738,000 millones de pesos. Y que cada año se registra un gasto mayor a lo que se aprueba en el Congreso de la Unión.

El problema es que la entrega de las participaciones depende más del interés político que del verdadero desempeño de cada entidad. En el caso de Nuevo León, hubo dudas de la administración del manejo de presupuesto del gobierno anterior, y con el Bronco se observó negociación y por ello, se le dieron mayores recursos .

Transparencia en finanzas locales

Sánchez Tello mencionó que existen estados a los que ya no se les puede dejar de entregar recursos porque de hacerlo, estarían prácticamente en la bancarrota como el caso de Veracruz y Quintana Roo, que tuvieron administraciones corruptas y se les tienen que asignar grandes recursos.

Tenemos un problema total de que no existe una transparencia sobre cómo se utilizan los recursos en los estados. Hay una mala administración en los estados y municipios, pues, aunque se les manden los recursos, muchos no cuentan con los esquemas básicos de contabilidad .

Fondo general

Uno de los fondos por el que más recursos reciben recursos los estados y municipios es a través del Fondo General, con un peso de 72.7% del total del Ramo 28 y que se constituye con 20% de la Recaudación Federal Participable, que en el 2016 recibieron 504,518.7 millones de pesos, un incremento anual real de 4.5 por ciento.

El estado que más se benefició de este fondo fue Zacatecas, con un incremento del 15.7%, que representaron recursos por 6,221.6 millones de pesos.

[email protected]