Zacatecas teme perder su posición como principal productor de frijol en el país ante estados como Sinaloa, Nayarit o Colima, ante la sequía que afecta a la entidad desde hace más de un año, afirma el secretario de Desarrollo Agropecuario, Manuel Valdés Rodríguez.

Refiere que de 480,000 hectáreas que el estado sembró de frijol para el ciclo agrícola 2011, al menos 281,000 quedaron siniestradas debido a la sequía, lo que significa una pérdida de 58%, detalla entrevistado por El Economista.

De manera histórica, el estado produce cada año aproximadamente 350,000 toneladas de frijol (alrededor de 40% de la producción nacional), pero el año pasado sólo pudo cosechar 73,000 toneladas: una reducción de 79 por ciento.

Ante el desfasamiento en la producción de la leguminosa en el país, ocasionado por las heladas en Sonora y Sinaloa, y luego por la sequía, el gobierno zacatecano estima que estos primeros meses del año podría presentarse un desabasto nacional de 200,000 toneladas.

Sin embargo, asevera, existe una reserva de 380,000 toneladas a las que se suman otras 100,000 importadas a finales del 2011.

Limitados para competir

Pero lo que más les preocupa como entidad líder en producción es verse limitados para competir, ya que Colima y Nayarit han ampliado su cosecha de frijol, mientras que Sinaloa está por hacerlo.

El contexto podría desembocar en que el estado deje de ser el principal productor frijolero, si es que no se puede recuperar de este golpe en el 2012, año que se presenta cuesta arriba, mientras que estas entidades quieren participar cada vez más en el mercado.

Añade que ante esta posibilidad, Zacatecas pidió apoyo al gobierno federal un monto de 75 millones de pesos para continuar un programa -ya en marcha- de recolecta de semillas de la cosecha que sí se dio (73,000 toneladas).

El objetivo es poder reproducirlas y habilitar para este ciclo agrícola 2012 alrededor de 5,000 toneladas de frijol como semilla para la resiembra de 160,000 hectáreas. Hasta el momento han acopiado 1,500 toneladas.

Las pérdidas, incluyendo otros cultivos

De manera general, la entidad sembró 932,000 hectáreas de maíz, frijol y avena forrajera -sus principales productos de temporal-; sin embargo, se perdieron 584,000 hectáreas.

En tanto, para parcelas de riego, principalmente de tomate, pepino, brócoli y lechuga, la entidad perdió 600 hectáreas principalmente por heladas.

En tanto, el funcionario detalla que en el sector ganadero, de acuerdo con cifras extraoficiales, se perdieron 75,000 cabezas de ganado.

Así, el gobierno local estima una pérdida económica por cultivos de temporal de 3,100 millones de pesos; por cultivos de riego unos 550 millones, y por ganado muerto otros 1,800 millones, lo que da una pérdida global de 5,450 millones de pesos tan sólo en el 2012.

[email protected]