Cancún, QR. La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) informó que el Órgano Interno de Control de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) encontró elementos probatorios que presumen la existencia de irregularidades por parte de ex funcionarios de esta procuraduría en el otorgamiento de permisos al proyecto Dragon Mart.

Los ex funcionarios involucrados son el ex delegado de Profepa, Guy Adrián Piña y el subdelegado Samuel Jared Barrio Valladares.

En su momento, El Economista informó sobre las inspecciones físicas que había realizado la Profepa en 2012 al terreno El Tucán de más de 500 hectáreas, donde se pretendía construir este complejo comercial de 200 millones de dólares bajo el esquema de show room , donde se proyectaban exposiciones permanentes y venta de manufacturas, metalmecánica, así como material de construcción, mercancías electrónicas, papelería de origen chino.

Dichas inspecciones arrojaron que no existía ningún tipo de irregularidad en los trabajos y desmonte de vegetación que hasta ese momento había realizado la empresa promovente del Dragon Mart.

Contra ellos

En un comunicado, la Profepa informó que luego de una investigación del Órgano Interno de Control (OIC) en la Semarnat, se encontraron posibles irregularidades administrativas relacionadas con esas inspecciones y el procedimiento iniciado entonces a cargo de los ex delegado y ex subdelegado de Profepa en Quintana Roo.

Una vez analizadas las diligencias de investigación pertinentes por el Órgano Interno de Control de la Semarnat, se informó a esta Procuraduría que se encontraron elementos probatorios que permiten presumir la existencia de irregularidades administrativas por parte de los exfuncionarios , expone el documento.

La Profepa también volvió a exhortar a los titulares del Gobierno del estado de Quintana Roo y del municipio de Benito Juárez, para no desistir en la acción de la aplicación de la ley y hacer lo correspondiente en el esclarecimiento de los indebidos permisos otorgados a nivel estatal y federal a dicho proyecto.

Desde 2014, la Profepa había exhortado al gobierno de Quintana Roo a sancionar a los funcionarios que a nivel estatal otorgaron los permisos que le permitieron al Dragon Mart iniciar el desmonte de vegetación en el terreno el Tucán, sin que hasta el momento haya procedido ninguna sanción, pese al exhorto que nuevamente vuelve a hacer la Profepa.

[email protected]