Con el objetivo de despertar nuevamente el interés de los inversionistas nacionales e internacionales, el municipio de Tlalnepantla de Baz invertirá este año 600 millones de pesos en infraestructura, comenta el secretario del ayuntamiento, Jorge Armando Chávez Enríquez.

El municipio gradualmente dejó escapar la vocación industrial y comercial que lo caracterizaba. Una parte relativamente importante de las empresas y fábricas que operaban en su territorio migró hacia Cuautitlán Izcalli o Tultitlán, inclusive más lejos, hasta los límites con Hidalgo. En contraparte, se dio paso al crecimiento en inversión de tipo habitacional.

De ser un municipio netamente industrial en los 70 y 80, hoy Tlalnepantla tiene otro perfil, el de la prestación de servicios. Tenemos que reconocerlo, apostarle a ello y darle las facilidades a las nuevas inversiones , manifiesta.

Tan sólo en este año, el último de la actual administración local, se espera la llegada de 1,000 millones de pesos en inversiones para el desarrollo de plazas comerciales, hospitales y desarrollos inmobiliarios, mientras que a lo largo de los tres últimos años, la alcaldía reportó una llegada de capital por más de 5,000 millones y la incorporación de 3,700 empresas a la economía local.

SEGURIDAD Y RECORTE EN GASTOS

A la inversión que se realizará en este año, se suman 60 millones de pesos que se erogaron en los últimos tres años para efectos de seguridad pública, lo cual –dice- es un factor de certidumbre para los inversionistas.

Tras recibir un municipio con un endeudamiento cercano a 1,035 millones de pesos, la actual administración se vio en la necesidad de apretarse el cinturón en el gasto. La carga de pasivos le costó ajustes en la calificación crediticia asignada por Moody’s, al colocarlo con una evaluación BPO.

Ahora, tras una reestructura financiera de gasto y recaudación, ha logrado aumentar los ingresos propios en 20%, gracias a una actualización de los usos de suelo y facilidades en el pago del Predial y agua, lo cual favoreció para que Moody’s le reasignara una evaluación de A3 .

Así, en palabras del funcionario, el objetivo es colocar de nuevo al municipio en el interés de los inversionistas y capitalizar la localización estratégica en la zona metropolitana. El ayuntamiento aporta 16% del Producto Interno Bruto mexiquense, la mayor aportación municipal en el estado.

erick.ramirez@eleconomista.mx