Este año, los sectores de salud y educación sufrirán un recorte presupuestal a nivel estatal y federal de al menos 1.5%, a pesar de que se anunciara por parte de la administración gubernamental que sectores estratégicos no se verían afectados.

De acuerdo con el Presupuesto de Egresos para este año, en total se recibirán para ambos sectores 13,106 millones 290, 024 pesos (de los dos rubros), casi 200 millones de pesos menos de los que se ejercieron durante el 2015.

Transferencias federales

En el tema de las transferencias federales, si bien el Presupuesto de Egresos establece un incremento de 4.9% en el tema de salud, que se reflejan directamente en el seguro popular, así como en la prestación de servicios; el sector educativo sufrió un recorte de 1.6%, destinado a instituciones de educación superior -como la Universidad Autónoma de Querétaro y la Universidad Pedagógica Nacional ; así como para la nómina de trabajadores de educación básica e instituciones de educación media superior.

En cuanto al presupuesto estatal para el sector salud, la administración actual realizó una reducción de 15.9% a su presupuesto, y es que de acuerdo con el documento, se destinarán para el 2016 un total de 479 millones 510, 973 pesos, principalmente a servicios de salud y una parte al Centro Estatal de Trasplantes.

En materia educativa, hay una reducción de 3.5% respecto del año anterior, en total se destinarán 2,625 millones 144,121 pesos, dentro de los que se contempla el presupuesto a las diversas universidades, como la Aeronáutica, la Politécnica (ambos planteles), la Tecnológica (ambos planteles), y la Autónoma de Querétaro. Además de los institutos de la Cultura y las Artes, y de Artes y Oficios.

Al respecto de los recortes presupuestales, el presidente de la Defensoría Estatal de Derechos Humanos, Miguel Nava Alvarado, indicó que si los recortes se realizan en áreas estratégicas para la sociedad, como son salud y educación, pueden llevar a una crisis social, ya que son temas sensibles que inciden de manera directa en la calidad de vida de las personas.

arlene.patino@eleconomista.mx