Monterrey, NL. El gobierno de Tamaulipas se reunió con el jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo, para exponerle de qué manera puede el estado incidir en el desarrollo del sector energético mediante el crecimiento de parques eólicos, así como los avances del Puerto Matamoros para el abastecimiento de las plataformas marítimas que están en el área de Perdido en el golfo de México.

Los funcionarios locales acordaron una reunión con el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, para mostrarle con detalle los proyectos que serán una palanca de desarrollo para la entidad, comentó a El Economista Andrés Fusco Clynes, comisionado de Energía de Tamaulipas.

Explicó que desde el inicio de la actual administración, en octubre del 2016, se han construido ocho centrales eólicas que ya están en función, con una inversión de 2,400 millones de dólares y están por inaugurar cuatro más durante el segundo semestre del 2019, con una inversión aproximada de 650 millones de dólares. En lo que resta del sexenio del gobernador Francisco García Cabeza de Vaca se prevén otros cuatro proyectos más para terminar con 16 parques eólicos.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Energía Eólica, para el año en curso Tamaulipas tendrá una capacidad total de energía eólica prevista de 1,163 megawatts (MW), lo que la sitúa en el segundo lugar en capacidad detrás de Oaxaca con 2,756 MW. La capacidad total del país será de 6,294 MW.

Tan sólo el parque eólico Reynosa I, que se inauguró el 13 de agosto del 2018, costó 600 millones de dólares, el cual tiene una capacidad de 424 MW y suministra energía para 1.1 millones de hogares, según datos de la Secretaría de Energía.

“Estas centrales generadoras de energía limpia están en el centro y norte de la entidad, mientras que la manufactura (de aerogeneradores) se produce desde Matamoros hasta Altamira”, indicó el comisionado de Energía de Tamaulipas.

Además, dijo que ya están preparando al capital humano con diplomados en mantenimiento de aerogeneradores en las ciudades de Tampico y Ciudad Victoria.

Puerto Matamoros

Por otro lado, Fusco Clynes aseveró que Puerto de Matamoros, que operaría en septiembre del 2020, tiene un plan maestro y un desarrollo portuario único, que abarca la instalación de una terminal llamada One Stop Supply asociada a la industria de aguas profundas; esto permite que un barco pueda pararse por única vez para que se abastezca de agua y proveeduría para la industria petroquímica.

En el 2016 la Secretaría de Comunicaciones y Transportes dio a conocer que el compromiso CG 182 del expresidente Enrique Peña Nieto era “consolidar el desarrollo y operación del Puerto de Matamoros”.

El objetivo del proyecto es atender los requerimientos de Pemex para la realización eficiente de sus actividades de exploración en el norte del golfo de México.

Así, Pemex podría proporcionar servicios logísticos integrales vía marítima, relacionados con el transporte de personal, equipos, material e insumos, durante la perforación de pozos exploratorios en el área de Perdido.

“Puerto de Matamoros es una concesión del gobierno federal al estatal. Ha tenido recursos por cerca de 2,000 millones de pesos; una vez que se inyecta el presupuesto para infraestructura básica, las terminales que se integran al puerto se adjudican a terceros”, manifestó Andrés Fusco.

[email protected]