Monterrey, NL. Con el nuevo Tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) el Bajío seguirá siendo el motor industrial del país, por ello los precios de la tierra siguen creciendo, indicaron Samuel Campos y Héctor Guzmán, director ejecutivo  y director, respectivamente, de la región Bajío de Newmark Knight Frank México (NKF).

“Lo que muchas de las empresas han hecho, es considerar al Bajío como  una región y esto ha generado que proveedores estratégicos de las armadoras de Aguascalientes puedan instalarse en Querétaro,  San Luis Potosí o Guanajuato”, apuntaron Samuel Campos y Héctor Guzmán.

Los expertos informaron que la plusvalía en la zona sigue creciendo a ritmos del 16% para precios de tierra en el sector industrial.

Mientras que los precios de salida en naves en renta han permanecido estables en el orden de los 4.10 a 4.20 dólares por metro cuadrado por mes, a pesar de que los últimos dos años han sido difíciles por la negociación del T-MEC.

En ese sentido, las empresas nuevas que aplazaron sus proyectos y las establecidas, en su mayoría, han tenido procesos de expansión.

Por estas razones 2018 cierra un poco lento, después de años como 2016 y 2017 que fueron récord y donde Guanajuato solamente tiene actualmente 94,000 m² de construcción, cuando llegó a tener más de 600,000 m² de construcción en el 2016.

A su vez, Querétaro tiene 157,000 metros cuadrados de construcción; San Luis Potosí 106,000 y Aguascalientes 44,000 m², cifras mucho menores a las de 2017.

“Los datos que nos tranquilizan son los precios de renta, que no se han movido significativamente, y las tasas de disponibilidad, que se mantienen constantes y lo que se está incorporando al mercado se está absorbiendo con buena estabilidad”, señalaron Samuel Campos y Héctor Guzmán.

Industria automotriz

Por otra parte, los expertos consideraron que la firma del Acuerdo de Colaboración y Coordinación entre los estados de Guanajuato, Querétaro, San Luis Potosí y Aguascalientes, vendrá a reforzar el interés de los inversionistas.

Lo anterior debido a que en cualquier ubicación dentro del Bajío, existe un esquema de estabilidad laboral, certeza de parte de los gobiernos estatales, con respecto a los inmuebles industriales o corporativos.

“El clúster más importante de la industria automotriz está en el Bajío y mientras el T-MEC siga fomentando el comercio de bienes y manufacturas, la región va a seguir creciendo y aprovechando toda esta bonanza del comercio trilateral entre México, Estados Unidos y Canadá”, destacaron los directivos en el Bajío de NKF.

Mercado de oficinas

Por otra parte, el mercado de oficinas en la ciudad de Querétaro ha crecido mucho más que cualquier otra de la zona Bajío durante los últimos 5 años, en un 117 por ciento.

“Es innegable que los grandes corporativos han apostado por esta zona como alternativa principal al decidir salir de la Ciudad de México, siendo los principales demandantes los proyectos de desarrollo de ingenierías e investigación, call centers y las oficinas de soporte para las operaciones de la Ciudad de México, recalcaron.

En suma, los especialistas consideraron que los sectores automotriz y aeroespacial impulsarán la consolidación de nuevos sectores, por ejemplo en Querétaro, aumentarán los centros de diseño.

“Estamos brincando de la manufactura a actividades de diseño y creación de partes más complejas en la cadena de valor”, destacaron Samuel Campos y Héctor Guzmán.