La Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (CAPAMA), suspendió el servicio de agua potable a 883 hoteles, restaurantes, gasolineras y otros negocios que tiene adeudos de tres meses hasta cinco años.

La deuda suma más de 10 millones de pesos.

En entrevista, el subdirector de recaudación de Capama, Jacob Peralta Herrera, dijo que el objetivo de este operativo de suspensión y notificación es para disminuir la cartera vencida que arrastra la paramunicipal.

Remarcó que se están ofreciendo facilidades de pago a las cámaras empresariales, asociaciones civiles ya que ese sector cuenta con el suministro del vital líquido las 24 horas del día.

Explicó que son 883 establecimientos, ubicados principalmente en la Costera Miguel Alemán.

Indicó que se realizaron inspecciones en diversos establecimientos de la zona turística del puerto, entre hoteles, plazas comerciales, restaurantes e instituciones educativas privadas, donde se entregaron notificaciones de cobro y en su caso se cortó el servicio de agua potable.

El funcionario municipal comentó que Capama ofrece a partir del 18 de noviembre una campaña de 100% de descuento en recargos para usuarios en servicio doméstico popular, residencial y micro comercial, además del 50% de recargos para usuarios con toma comercial.

Por su parte, el director comercial, Casimiro Vega Galeana se reunió con representantes de cámaras empresariales, comerciales y de la masa y tortillas, con quienes acordó implementar un plan de pagos que les permita ponerse al corriente con Capama.

mfh