León, Gto. La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) suspendió la matanza de reses en el rastro Tipo Inspección Federal (TIF) 333 de la ciudad al encontrar clembuterol en más de 50% de las muestras que aplicó.

La suspensión se registró desde el sábado y ya suman unas 1,250 reses las que se han dejado de sacrificar.

Lo anterior luego de que en días pasados se presumió una inversión por 30 millones de pesos para su modernización, con el objetivo de iniciar el proceso de exportación de diferentes tipos de carne a diversos países.

La Cofepris confirmó que el clembuterol se encontró en la orina y sangre de 15 de los 26 animales que se muestrearon, por lo que se decidió suspender las actividades para prevenir riesgos a la salud.

La dependencia advirtió que las autoridades del rastro no podrán reanudar la matanza de animales hasta que garanticen con evidencias que sólo están sacrificando bovinos libres de clembuterol.

El director general de Administración del rastro, José Homero Gómez, comentó que este miércoles tendrán una junta en las instalaciones de Cofepris del Distrito Federal, esperando obtener una respuesta favorable de apertura, porque la ciudad es la que va a sufrir las consecuencias, porque está entrando carne de manera indiscriminada, sin ningún control y eso perjudica .

EXPORTACIONES TENDRÁN QUE ESPERAR

Hace unos días se presumió que ya se tenían pláticas para exportar carne con empresas de Turquía, Corea y Francia. Actualmente, sólo tienen ventas al exterior de manera indirecta: sacrifican animales de la región para una empresa ubicada en Mexicali, Baja California, que se encarga de enviar la carne a Estados Unidos.

Entre las obras de modernización que se realizaron en el rastro TIF 333 y que presumieron autoridades municipales y estatales fueron andenes de carga, área de refrigerado y mecanizado, biodigestores y una planta tratadora de aguas residuales.

[email protected]