El sector manufacturero del país, pilar en la economía mexicana, ya mostró signos de recuperación en julio pasado, situación provocada principalmente por el comportamiento fabril positivo de Sonora, Puebla, Baja California, San Luis Potosí, Tabasco, Sinaloa, Chihuahua, Guanajuato y Zacatecas.

De acuerdo con datos del Inegi, el valor de producción manufacturera nacional ascendió a 666,044 millones de pesos corrientes en julio, que si bien representó una caída anual de 5.2% en términos reales, también fue la disminución menos pronunciada en los últimos cinco meses.

Abril y mayo fueron los meses más complicados (total confinamiento y paro de actividades no esenciales para evitar que el Covid-19 se propagara), con descensos superiores a 44 por ciento.

Así, la tendencia de recuperación que ya dibuja la manufactura del país se debe a que nueve entidades registraron crecimientos anuales en sus niveles de producción (en junio fueron cuatro estados).

Las mayores variaciones anuales reales en manufactura se dieron en Sonora (33.3%), Puebla (20.5%), Baja California (19.3%), San Luis Potosí (17.0%) y Tabasco (14.8%); les siguieron Sinaloa (7.6%), Chihuahua (4.4%), Guanajuato (2.8%) y Zacatecas (2.1 por ciento).

En el caso de Sonora, líder nacional, su incremento de 33.3% en julio de su manufactura derivó de alzas en sus principales industrias: fabricación de equipo de transporte (113.7%) e industrias metálicas básicas (1.9%), que en conjunto aportaron 65.7% de los 25,426 millones de pesos de producción total en el estado.

Para Puebla, segundo lugar, el dinamismo provino de la fabricación de equipo de transporte, con una tasa de 35.5% anual real en julio; este subsector equivalió a 75.5% del total de producción de 47,067 millones de pesos (la base de la economía poblana son las plantas de Audi y VW, y su cadena de proveeduría).

Al igual que en Sonora y Puebla, el subsector de equipo de transporte fue el incentivo en Baja California (+40.0% y representó 59.7% del valor total por 20,848 millones de pesos), San Luis Potosí (+36.0% y 56.0% de 34,179 millones), Chihuahua (+59.9% y 26.3% de 11,087 millones), Guanajuato (+24.2% y 56.9% de 69,152 millones) y Zacatecas (+3.3% y 13.5% de 3,541 millones).

En Tabasco, el detonador fue la industria química (+20.3% y 75.2% de 5,197 millones), mientas en Sinaloa, la alimentaria (+16.8% y 68.1% de 4,753 millones).

El pasado 12 de mayo se anunció que equipo de transporte, construcción y minería ya eran  actividades esenciales a partir de junio –acabó la jornada de sana distancia- (cada estado definió la reapertura según el semáforo epidemiológico).

estados@eleconomista.mx